Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, PT y PES, aseveró que en caso de ganar los comicios dejará de haber espionaje contra personas y adversarios políticos, por lo que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) se transformará.

Durante un mitin en Jilotepec, estado de México, López Obrador dijo a sus simpatizantes que aún no puede promover a los candidatos locales de su coalición, porque lo vigila personal del Instituto Nacional Electoral (fiscalizadores). Aseveró que también tiene identificado a personal de la Secretaría de Gobernación (del Cisen) que lo siguen en sus mítines.

“En el caso de los de Gobernación ya son pocos los días que le quedan, porque ya no va a haber espionaje político”, aseguró Obrador.

Pidió a sus simpatizantes y colaboradores no bajar lo guardia y vigilar que no se compre el voto el día de la elección, acto que calificó como un “pecado social”.

Incluso, López Obrador pidió a los dirigentes y candidatos de Morena “que vayan a las comunidades, a los ejidos, que hablen con la gente, están muy blancos. Veo a algunos candidatos muy blancos, no les da el sol”, afirmó.

Luego, en entrevista, el candidato dio a conocer que recibió una encuesta de Saba Consultores en la que se muestra, dijo, que el candidato del PRI, José Antonio Meade, ya empató a su adversario Ricardo Anaya (PAN, PRD y MC).

“(A Ricardo Anaya) lo han estado inflando y no levanta, ya lo volvió alcanzar Meade, según la información que tengo (...) Se lo atribuyen al cambio de la dirigencia”.

EL DATO

Fadlala Akabani Hneide y Paula Soto, aspirantes a la Alcaldía y diputación en Benito Juárez por Morena, presentaron una denuncia ante la Procuraduría capitalina en contra del diputado del PAN, Jorge Romero Herrera y los perredistas Leonel Luna Estrada, este último presidente de la Comisión de Gobierno en la ALDF y Mauricio Toledo Gutiérrez por supuesto uso irregular del Fondo para la Reconstrucción y Recuperación de la Ciudad de México.

Según los morenistas, los recursos para la atención de los damnificados fueron utilizados para comprar escobas de ramas, pizarrones, pintura, impermeabilizantes y tabletas y “se presume una posible desviación de fondos públicos para sus campañas”, señalaron tras presentar la denuncia. (Rubén Torres)