En México, la violencia generalizada derivada de la guerra en contra el narcotráfico se asume como la principal causa de desplazamiento interno en el país; esta condición, invisible ante el Estado mexicano, condena a las víctimas a vivir en condiciones de penuria extrema, coincidieron especialistas en el tema durante la Jornada 10 días por la paz y los Derechos Humanos, convocado por el Movimiento por la Paz, Justicia y Dignidad (MPJD).

Durante el periodo 2010-2011, entre 2 y 3% de la población mexicana mayor de 18 años fue desplazada por violencia, informó José Alberto Vera, de la empresa Parametría, durante su participación en el foro Desplazamiento Interno Forzado, organizado por el MPJD y el movimiento #YoSoy132 como parte de esta jornada.

José Alberto Vera detalló que de tomar en cuenta 2% de desplazados internos en el país y que el Instituto Federal Electoral registró que en el 2011 la población mayor de 18 años y más era de 78 millones; entonces, el número de personas que abandonan sus lugares de origen por violencia fue de entre 780,000 a 2 millones 340,000 (tomando en cuenta 1% de margen de error de las mediciones de Parametría).

Por su parte, Fidel López, consultor de las Naciones Unidas y coordinador de la mesa de Desplazamiento Interno del Instituto Mora, denunció que si bien el desplazamiento interno existe en el país desde hace décadas es a partir de la decisión federal de combatir frontalmente al narcotráfico que este fenómeno se ha recrudecido y acentuado sin que el Estado haya reconocido el problema.

Destacó también que en México, la falta de reconocimiento del fenómeno y la ausencia de un marco normativo y la carencia de políticas públicas generan escenarios de desplazamiento interno prolongado . Ello demostrado con el conflicto Zapatista en Chiapas, del cual aún siguen 20,000 desplazados a 18 años de su origen. Sin el reconocimiento expreso del fenómeno por el Estado mexicano no se puede avanzar en políticas públicas y con ello se condena a las víctimas de desplazamiento a sufrir condiciones de penuria extrema, además de exponerlos a sufrir violaciones a sus derechos humanos.

El consultor de la ONU explicó que las zonas de recepción de los desplazados internos no están preparados para recibirlos, pues estas comunidades se encuentran en estrés a lo que se suman agravantes en la situación de empleo y necesidades básicas con la llegada de estas personas.

La incapacidad que ha demostrado el gobierno federal para atender ésta expone a los desplazados a ser cooptados por el crimen organizado, pues no son integrados a la comunidad quedando vulnerables y ante ello optan por formar parte de las actividades propias del crimen organizado.

La vulnerabilidad, pobreza cooptación por delincuencia organizado, seguirá manteniéndose en la medida en que nos e reconozca la existencia del fenómeno, sentenció el investigador del Instituto Mora.

Ante este escenario, Ricardo Reynoso, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacó la necesidad de crear un registro nacional de desplazados que se relacione con el de víctimas del crimen organizado para poder construir diagnósticos cuantitativos e identificar al sujeto social.

  • 18 Años en adelante es la edad que está tomando en cuenta Parametría en su cálculo de desplazados al interior del país.
  • 79 Millones de personas mayores de 18 años había en el país en el 2011, de acuerdo con el registro del IFE.
  • 2,340,000 Personas habrían sido desplazadas en el 2011 si se toma en cuenta el registro de personas mayores de 10 años registradas ante el IFE.

Eruviel podría reforzar seguridad con el Ejército

El gobernador del Edomex, Eruviel Ávila, anunció que no se descarta solicitar la presencia del Ejército en la zona, luego de los hechos violentos registrados y el homicidio del Diputado Jaime Serrano.

El Ejecutivo estatal precisó que desde ayer se reforzaría la seguridad en la zona oriente de la entidad, sobre todo en de Nezahualcóyotl, y buscará que realicen operativos con la Secretaria de Seguridad Ciudadana, la Policía Federal y el Ejército, porque lo importante es que la ciudadanía se sienta segura.

(Con información de Notimex)