Ayer martes 14 de agosto quedó completa la lista de los coordinadores parlamentarios de los tres partidos más grandes y que, en mucho, definirán el destino de las reformas prometidas en varias legislaturas.

El balance general de estos nombramientos es positivo, los especialistas reconocen que tanto el PRI, como el PAN y el PRD lograron que se quedaran en la coordinación de sus respectivas bancadas las mejores opciones que tenían a la mano, tanto en su capacidad de negociación como en el nivel de diálogo que ya existe entre ellos.

La mayoría se conoce entre sí desde hace tiempo, les ha tocado negociar presupuestos o reformas desde sus respectivos puestos. Hasta ahora, los especialistas ven que hay posibilidades de avance en los temas pendientes.

COORDINADORES PRI

EN SAN LÁZARO, PRI ATENTO A LA RELACIÓN CON EL PAN

Tanto Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado; como Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los Diputados, son considerados buenas opciones para esas tareas. Pero hay alertas de que deberá observarse cómo son las negociaciones con el PAN, por una parte con el calderonista Ernesto Cordero, y por otra, con el maderista Luis Alberto Villarreal.

El politólogo José Fernández Santillán observa en Beltrones y Gamboa a gente muy experimentada que son puntos de referencia dentro de su partido y otras fuerzas políticas.

Dijo que ello demuestra que el Congreso ya tiene un peso en la política nacional, que siempre tuvo como referencia la Presidencia.

Indica que el PRI es la fuerza mayor en las cámaras, pero no es la fuerza hegemónica y esto les obliga a hacer una política horizontal, de negociación, de equilibrios y de colaboración.

Ahora, por el lado de Acción Nacional, lo que se ve es (...) una negociación (...) entre Ernesto Cordero, como hombre de Calderón..., (y) Luis Alberto Villarreal, quien es el hombre más identificado con Gustavo Madero... ahí la gran duda es cuál de ellos va a colaborar con el PRI, porque yo veo a Madero en una actitud menos colaborativa y más beligerante con el PRI , opinó Santillán.

Por su parte, Francisco Javier Jiménez, de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, coincidió en la importancia de las trayectorias de Gamboa y Beltrones. Al primero, lo define como uno de los priístas más vigentes y con vínculos con entes económicos.

Es un perfil de un gran negociador. Los panistas lo ven como un hombre con el que se puede hablar... Mientras que de Beltrones destaca su capacidad negociadora y su aceptación dentro de la clase política mexicana, y que ha resuelto facturas del pasado, como impulsar la reforma del Estado en el Senado en la Legislatura pasada.

COORDINADORES PAN

EN EL SENADO, EL PAN PUEDE TENER MEJOR DIÁLOGO

En el discurso PAN y PRI mantendrán diferencias, pero en las negociaciones serán los grupos parlamentarios que harán mayorías para sacar adelante las reformas pendientes, porque son viejos conocidos .

Completa la lista con los nombres de los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN y PRD en el Congreso, los especialistas Virgilio Bravo y Gustavo López, del Tecnológico de Monterrey, consideraron que los partidos lograron superar pugnas internas y enviaron a figuras conciliadoras.

Bravo consideró que en el caso del PAN en el Senado, Ernesto Cordero llega como coordinador con mayor poder de negociación con sus pares (Emilio Gamboa, del PRI, y Miguel Barbosa, del PRD), pues como Secretario de Hacienda obtuvo esta experiencia; mientras que Luis Alberto Villarreal, coordinador de los diputados del PAN, no tiene esta ventaja, pues como Senador mantuvo un perfil bajo.

López Montiel mencionó que el PRD está obligado a reflexionar sobre su actuación en la Legislatura que inicia en septiembre. En este sentido la relación entre los coordinadores se irá construyendo en el mediano plazo.

Virgilio Bravo reconoció que entre los coordinadores parlamentarios hay un aire de colaboración, incluso que a pesar de las negociaciones entre los grupos internos, los partidos lograron impulsar a los mejores personajes que tuvieron en el momento.

Dijo que en el caso del PAN, Luis Alberto Villarreal fue la conclusión de la negociación entre Gustavo Madero y Felipe Calderón. Ernesto Cordero también resultó de ese acuerdo, pero lleva la experiencia de la negociación a la Cámara Alta.

En tanto, Gustavo López Montiel, investigador del Departamento de Estudios Jurídicos y Sociales de la misma casa de estudios, explicó que los seis coordinadores en el Congreso de la Unión llegan como conciliadores.

Reconoció que el control en las cámaras lo tiene el PRI y quien llega mejor posicionado para alcanzar acuerdos es Ernesto Cordero.

COORDINADORES PRD

PRD OPTÓ POR LOS MODERADOS EN EL CONGRESO

El PRD eligió dos perfiles moderados para coordinar sus bancadas en el Congreso de la Unión. Para el Senado designó a Miguel Barbosa, identificado con la corriente conocida como los chuchos, y en la Cámara de Diputados optó por Silvano Aureoles, de la corriente de los amalios o cardenistas.

Analistas consultados destacaron que un perfil negociador de perredistas en el Congreso beneficia para la construcción de acuerdos y en contraparte una corriente ligada a Andrés Manuel López Obrador los hubiese complicado.

Tras ser nombrados, tanto Barbosa como Aureoles advirtieron que no serán una fracción marginal y manifestaron apertura para el diálogo con otras fuerzas políticas.

El politólogo de la UNAM, Francisco Javier Jiménez, destacó que un coordinador apto para los acuerdos por parte de la izquierda mexicana debe contar con capacidad negociadora y no estar en extremo comprometido con las dos grandes fuerzas dentro del PRD (bejaranistas y chuchos), para tener margen de movilidad.

El académico observaba como buen perfil el de Manuel Camacho Solís, en quien veía una figura mediadora. Sin embargo, las declinaciones en el PRD concretaron candidaturas de unidad en ese partido.

En tanto, el especialista José Fernández Santillán refirió que será importante observar la situación que se presente en la Cámara de Diputados.

La gran incógnita es qué va a pasar, va a predominar la fuerza de (René) Bejarano y si éste va a obedecer a la fuerza que proclama Andrés Manuel López Obrador o va a hacer efectiva la fuerza adquirida en las urnas por la izquierda para romper la inercia neoliberal y tecnocrática de este país .

Aureoles dijo que muchos avizoraban confrontación; sin embargo, aseguró que salieron unidos de este proceso. Barbosa afirmó que irán por el impulso de su propia agenda.