El abogado de los padres de los normalistas desaparecidos, Vidulfo Rosales, dijo que la versión de la Procuraduría General de la República sobre que los normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados en el basurero de Cocula no puede ser la verdad histórica, pues se necesita una prueba técnica.

En entrevista con Grupo Fórmula, el abogado dijo que el procurador (Jesús Murillo Karam) habla de 300 peritajes, químicos, biológicos, etc., ninguno de ellos llevan a establecer que los normalistas fallecieron ahí, entonces faltaría al menos 42 pruebas pendientes de identificación.

"Esa no es la verdad histórica, para que haya verdad histórica necesitamos una prueba técnica" de que los normalistas estan muertos, aseguró Vidulfo Rosales.

El Abogado dijo que sí puede trazar un rumbo definitivo en el caso y para eso está la prueba técnica científica genética, por lo que van a esperar los resultados genéticos que están pendientes en la Universidad de Innsbruck.

En entrevista con Grupo Imagen Rosales dijo que les preocupa que el caso se vaya a cerrar, porque desde el punto de vista de los padres de los normalistas desaparecidos debe priorizarse y darle preeminencia a la prueba científica, que es la determinante para poder dar por muertos a los 43 estudiantes de la Normal rural de Ayotzinapa, Guerrero.

Dijo también que en el aspecto legal tratarán de construir otras pruebas técnicas que los conduzcan a establecer que no está claramente establecido la muerte de los compañeros en el basurero de Cocula.

rarl