El Instituto Nacional Electoral (INE) buscará cerrar espacios publicitarios en radio y televisión a dirigentes partidistas, esto a través de lineamientos, a discutirse hoy en el órgano electoral. Con esto se estaría buscando zanjar la promoción de líderes partidistas.

La propuesta, anunciada por el consejero del INE, Marco Antonio Baños, promueve un marco para campañas, precampañas y entre campañas.

A través de un documento se ciñe el papel de dirigentes y voceros de los partidos políticos que aspiren a un cargo de elección popular, y llama a que éstos no aparezcan o difundan su imagen. Ello, apunta el documento, a fin de evitar que su presencia en dichos medios de comunicación social les represente un posicionamiento o ventaja indebida en menoscabo de la equidad en la contienda electoral .

Ya en precampañas, dirigentes y voceros, de ser también precandidatos, sólo podrán aparecer en la comunicación política del partido al estar evidenciadas sus aspiraciones políticas.

Lo mismo sucederá en campañas. Una vez definido el papel como candidatos y registrados ante la autoridad electoral, los dirigentes sólo podrán aparecer en propaganda en la que quede claro su papel como contendientes en un proceso electoral.

Estos lineamientos vienen luego de que en meses recientes fuera constante la queja de algunos actores políticos que señalaron la promoción de la imagen de dirigentes partidistas, particularmente en el caso del PAN y Morena.

Hoy la discusión quedaría entre representantes de partidos y consejeros del INE.

Si bien esta primera reglamentación se acota a partidos políticos, el día de ayer el consejero Marco Baños dijo que es necesario contar con criterios claros para definir hasta dónde se puede permitir la propaganda gubernamental y electoral.

El arbitraje frente a los servidores públicos debería atravesar por criterios que tengan una base sólida que le permita a la autoridad electoral poder actuar de mejor manera , dijo.

Esto lo declaró luego de que en un foro organizado en la Universidad Nacional Autónoma de México para analizar los recientes comicios, el investigador César Astudillo pusiera como premisa la necesidad de que el INE recogiera acuerdos y lanzara un reglamento para regular la propaganda gubernamental, pues es percibida como parte de las causas que abonan a la percepción de una cancha dispareja en los elecciones que recién se llevaron a cabo.