El gobierno mexicano anunció que la visita de Estado que realizará esta semana el presidente Enrique Peña Nieto a La Habana, Cuba, profundizará el relanzamiento de las relaciones bilaterales entre ambos gobiernos; idea que para Ricardo Pascoe Pierce, ex Embajador del país en la isla caribeña, es interesante pero carece de materia sólida para que se traduzca en mayores intercambios.

En entrevista telefónica, el diplomático en tiempos del Presidente Vicente Fox expresó que en terreno político la situación con Cuba es frágil; en tanto, la prioridad mexicana no está en la isla, sino hacia el norte. Estamos en una etapa de mucha retórica en este tema y no vería bases muy objetivas para una relación muy distinta .

En contraste, consultada a parte, la subsecretaria para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Vanessa Rubio, consideró que la relación con Cuba ha sido siempre cercana, siempre de mucho acompañamiento .

La visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto a Cuba esta semana servirá para profundizar el relanzamiento de las relaciones entre ambos países; propósito anunciado hace un año durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) realizada en Chile. Se inaugura una etapa de mayor comunicación, de mayor diálogo y cercanía con Cuba. Esta etapa abona y parte de una relación históricamente cercana , expresó la funcionaria de la cancillería mexicana.

Por su parte, el ex Embajador y analista político recordó que al final de la Guerra Fría y con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la relación entre ambas naciones presentó un giro. A decir de Pascoe, México optó por priorizar sus intereses hacia el norte del continente.

En opinión del ex Embajador, las tensiones con Cuba comenzaron con durante el sexenio del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, quien fue el primer Mandatario en recibir a la disidencia cubana en Los Pinos en 1993, cuando buscaba votos en el Congreso estadounidense para aprobar el TLCAN. En 1999, ya en el mandato del ex Presidente Ernesto Zedillo, la entonces Secretaria de Relaciones Exteriores, Rosario Green, se reunió con la disidencia cubana en una cumbre que se llevó a cabo en la ciudad de La Habana.

A decir de Pascoe Pierce, la mayor crisis fue en el 2002, el caso del comes y te vas dicho por el ex Mandatario Vicente Fox al entonces Presidente de Cuba, Fidel Castro, durante una Cumbre de Naciones Unidas en Monterrey. El problema fue un pésimo manejo por parte de México, especialmente, por parte de la Cancillería mexicana, que básicamente insistió en mentir sobre el asunto .

Durante el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón, las tensiones entre ambos países comenzaron a aligerarse, aunque en la emergencia de la epidemia del brote de influenza AH1N1, el ex titular del Ejecutivo, en tono de broma, se quejó por la decisión del presidente cubano Raúl Castro de cancelación de los vuelos entre ambas naciones.

El ex Embajador Pascoe Pierce recordó que, durante la Guerra Fría, México y Cuba sostuvieron una relación de especial cercanía, situación que no volverá a presentarse, pues el mundo ha cambiado, así como el contacto entre ambas naciones.

Previó que el tema económico podría acercar más a ambos países pero La Isla tendría que abrir más su economía y Estados Unidos debería atenuar su postura frente al bloqueo de inversiones. Si realmente México tiene intención de ampliar y profundizar la relaciones con Cuba, tendría también que insistir a Estados Unidos que suavice el tema del embargo .

Al respecto, la Subsecretaria Vanessa Rubio refirió que la historia está para aportar y enseñar: la Guerra Fría acabó tiempo atrás y hoy tenemos un contexto internacional y regional diferente.

Lo que inauguramos hoy día es una etapa de mucha cercanía, de muchas coincidencias. De un marco en lo jurídico, en la intención, en el diálogo político y en las acciones que nos van a acercar más.

Yo creo que va a seguir siendo una relación muy cercana, una relación con un diálogo político fortalecido, pero también una relación muy pragmática con resultados concretos en diferentes materias, y estamos en el mejor ánimo ambos países de acercar la relación, de fortalecer la relación, de ayudarnos en nuestros respectivos procesos internos y de encontrar más avenidas para la cooperación , afirmó Vanessa Rubio.

En noviembre del año pasado, el Banco Nacional de Comercio Exterior de México (Bancomext) anunció la reestructuración de 70% de la deuda del gobierno cubano con el mexicano, es decir, unos 500 millones de dólares.

Según Rubio, la reestructuración de la deuda era un proceso que requería darse, ya llevábamos muchos años con esta discusión. La Secretaría de Hacienda, a través de Bancomext, llegó a un esquema favorable para ambos países que se encuentran en reestructura. Lo que sienta son las bases para una relación más cercana hacia adelante en lo económico y para tener mayores flujos de comercio .

[email protected]