A horas de que concluya el periodo de sesiones en el Senado, suma pendientes por resolver en pleno proceso electoral y por la falta de acuerdos entre los distintos grupos parlamentarios.

Tal es el caso de la minuta enviada por la Cámara de Diputados para la eliminación del fuero, y la correspondiente para derogar el arraigo, misma que aunque fue turnada el jueves a la Cámara Alta, no se dio cuenta de ella en la penúltima sesión ordinaria.

Para el caso del fuero, tras largas discusiones en las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, Justicia, Reforma del Estado y Estudios Legislativos se determinó que un grupo técnico presentará a los legisladores un documento con las observaciones hechas a la minuta.

A propuesta del PRI se declararon en “sesión permanente” al detectar “inconsistencias” en el dictamen enviado por los diputados, por lo que éste no pasó al pleno a pesar de la insistencia del PAN para que las correcciones se hicieran una vez turnado a la Mesa Directiva.

Las diferentes fuerzas políticas cruzaron acusaciones para no someter a votación la reforma del fuero y acusaron que las “observaciones” hechas a la minuta sólo buscaron retrasar la posibilidad de que pasara al pleno. Para hoy se citó a la última sesión de la Cámara.

fiscalía general

A pesar que distintas organizaciones de la sociedad civil aglutinadas en #FiscaliaQueSirva impulsaron en la Cámara Alta la reforma al Artículo 102 constitucional para conformar una Fiscalía con independencia y autonomía, la imposibilidad de las fuerzas políticas para generar un acuerdo frenó que se cumpliera con la exigencia ciudadana.

Esto a pesar de que todos los partidos señalaron la necesidad de contar con una institución con estas características y asegurar que en este periodo de sesiones buscarían el consenso para su creación, circunstancia que no ocurrió.

A esto se le suma el no haber designado al fiscal anticorrupción. Desde la semana pasada distintas organizaciones de la sociedad civil advirtieron del riesgo que en la última sesión del Senado se busque la designación del fiscal general de la República y la aprobación de la Ley Orgánica de la Fiscalía General, sin antes haber reformado el 102 constitucional.