Por primera vez, magistrados de tribunales electorales de diferentes estados del país se pronunciaron en contra de la propuesta de la fracción del PAN en el Senado, que pretende que instituciones federales sean las encargadas de dirimir los conflictos electorales y con ello desaparecer los órganos locales que se dedican a la materia.

El magistrado presidente del Tribunal Estatal Electoral de Morelos, Hertino Avilés, manifestó que con esto se vulneraría la soberanía de los estados y se daría el tiro de gracia a la República .

Explicó que en Oaxaca, por ejemplo, 400 pueblos eligen autoridades bajo sus sistemas de usos y costumbres, comicios que no garantizaría una institución federal.

Durante el Segundo Foro Regional del Diagnóstico de la Justicia Electoral en las Entidades Federativas, que se llevó a cabo en Cuernavaca, Morelos, los magistrados consideraron la iniciativa como un retroceso, por lo que pretenden dar una postura oficial ante el Senado de la República.

Durante su intervención, el magistrado del Tribunal Electoral del Distrito Federal, Armando Maitret, consideró que de aprobarse la propuesta panista se alejaría a los ciudadanos de la participación en los comicios.

La propuesta no contribuye a acercar al ciudadano en su participación política, pues mientras más centralizada sea la elección, el ciudadano se aleja más de ésta , sentenció.

Comentó que sólo 40% de los asuntos que llevan los tribunales locales son enviados al nivel federal y 90% de las sentencias dictadas por los órganos estatales son ratificadas.

trosas@eleconomista.com.mx

apr