El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó las cuotas de género e indígenas que exigen a los partidos políticos encabezar las fórmulas al Senado y dos de las cinco listas de circunscripciones electorales para la Cámara de Diputados  con una mujer; además aumentó a 13 los distritos donde se deberán impulsar candidaturas indígenas.

Los criterios para las candidaturas los definió semanas atrás el INE, e indicaban que por lo menos en 12 de los 28 distritos indígenas, partidos y coaliciones debían postular a personas que se autoadscribieran como parte de esta población; además de que seis debían ser mujeres y los otros seis hombres.

La ponencia a cargo del magistrado Felipe Fuentes Barrera que resolvió la impugnación del PVEM, subió a 13 los distritos en donde se deberán postular indígenas, mismos que concentran a casi 60% de la población indígena del país y se ubican en Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, San Luis Potosí, Veracruz y  Yucatán.  

Con esta propuesta, convinieron los magistrados, por primera vez en la historia se garantizará que 13 indígenas sean representantes en el Congreso de la Unión.

“Ese es el piso mínimo, ya que los partidos políticos tienen toda la posibilidad y así podrán hacerlo, de registrar en su caso más candidaturas indígenas en el resto de los distritos”, agregó la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso.

Además, se agregó que no es suficiente con que una persona se identifique como indígena, sino que la autoadscripción debía ser calificada; es decir, debe tener el reconocimiento de las autoridades y de la comunidad.

Este criterio, agregó Fuentes, “es un candado para evitar que personas no indígenas pretendan obtener un beneficio a través de una auto adscripción no legítima y, por otro lado, porque esto garantiza que en efecto que se postulen indígenas”.

“Este proyecto lo que logra es dar una verdadera representación con voz y voto y en igualdad de condiciones a  los representantes de las comunidades y pueblos indígenas; la única manera de construir una identidad nacional, que es la que emana del poder legislativo, requiere de una representación real de todas las identidades culturales y sociales que integran nuestra nación, sólo así se logrará que la representación en el Congreso sea acorde a nuestra realidad”, concluyó la magistrada presidente Janine Otalora.

Luego, el Tribunal confirmó, también por unanimidad, los tres debates que se llevarán a cabo el próximo año entre los candidatos presidenciales, así como los criterios que serán su marco.

El Consejo General del INE ya había decidido el primer encuentro será el 29 de abril en Mérida, Yucatán; uno más en Tijuana el 20 de mayo; para llevar la discusión entre los presidenciables el 12 de junio a la Ciudad de México.

Al no proceder la impugnación del Partido de la  Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y Morena, Janine Otalora, magistrada presidenta del TEPJF dijo que la resolución era una  muestra de respaldo al tribunal al INE. 

“Estamos dando una aprobación total y absoluta a estos acuerdos del INE, así como a otros”, subrayó.