La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó un amparo al empresario Germán Larrea Mota Velasco, por lo que permanecerán asegurados 65 millones de acciones de la serie B de Grupo México, que le exige el fondo de inversiones británico Infud LLP.

El empresario Germán Larrea Mota Velasco, dueño de Grupo México, y el fondo de inversión Infund sostienen una batalla legal desde 2013, porque dicho fondo entregó al empresario 75 millones de dólares para comprar acciones de Grupo México, las cuales no entregó.

Este miércoles, la ministra Norma Lucía Piña Hernández presentó en la Primera Sala un proyecto que fue votado, y por el cual se le negó a Larrea el amparo que solicitaba para el descongelamiento de los activos.

A través de sus abogados, Larrea interpuso el recurso ante la SCJN para que se desechara el litigio, pues a su consideración era un asunto ya juzgado en 2008.

jmonroy@eleconomista.com.mx