Puebla.- Alrededor de 22 servidores públicos han sido sorprendidos en flagrancia en actos indebidos durante los dos años que va de la administración del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, declaró Patricia Leal Islas, titular de la Contraloría estatal.

En entrevista, la funcionaria estatal indicó que los servidores sorprendidos corresponden a las áreas de Seguridad Pública, Secretaría de Gobernación, Protección Civil, Registro Público de la Propiedad, así como Agentes Viales.

Detalló que una vez sorprendidos, de inmediato son separados de sus cargos, pero en muchos de los casos los servidores públicos han interpuesto algún mecanismo de defensa en contra de la Contraloría o de la Procuraduría estatal.

"Cuando los servidores públicos agotaron sus medios de defensa, quedan inhabilitados porque fueron sorprendidos en flagrancia y en consecuencia son sancionados. La sanción queda en función del daño causado", explicó.

Leal Islas expuso que en el caso de la inhabilitación, puede ser desde tres meses hasta la máxima de 12 años, dependiendo del daño causado y nivel jerárquico, en función de la percepción que tenga el servidor público.

Señaló que en gran medida, estos resultados han sido gracias a la participación ciudadana, en este ejercicio de ser corresponsales con el gobierno del estado y denunciar a los malos servidores públicos y apoyados con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se hacen las detenciones en flagrancia.

Indicó que el principal propósito de la Contraloría del estado es que permee en cada servidor público la idea de que pueden ser vigilados por un ciudadano o por los propios medios de comunicación y en consecuencia denunciados.

mac