La implementación del Mando Único en el estado de Morelos es aún una incertidumbre así como los resultados que puede generar en una de las entidades con algunos de los índices delictivos con mayor crecimiento en los últimos años en el país.

En abril del 2013 el recientemente electo gobernador de Morelos, Graco Ramírez, firmó convenios con los 33 alcaldes de la entidad para implementar el Mando Único, una de sus principales promesas de campaña. No obstante, la implementación del mando centralizado no fue un hecho sino hasta marzo del 2015, después de que los ediles ratificaron el convenio en el cual se incluía la creación de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) de Morelos, sólo unos meses antes de las elecciones para renovar las alcaldías.

En el 2013 la entidad registró 597 homicidios dolosos, 150 secuestros y 400 extorsiones. Para el 2015 se cometieron 495 homicidios dolosos, 32 secuestros y 172 extorsiones, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo.

Para este 2016, hasta el mes de noviembre, la cifra de homicidios dolosos rebasó la del año anterior, pues aunque aún falta contabilizar diciembre, la cifra de víctimas en este rubro asciende a 552, en tanto que, en secuestros, a 37, cinco más que los registrados el año pasado. Asimismo, las extorsiones son uno de los rubros que registran una baja, al contabilizarse 58.

A inicios de este año diferentes alcaldes mostraron su descontento con la figura del Mando Único. Además de Cuernavaca, Tlaquiltenango era otro de los municipios que se resistían a la figura del nuevo mando policial.

Hasta el momento el Mando Único no se implementa en Tepoztlán, Tlayacapan y ahora Cuernavaca, que desde el pasado lunes fue oficializado por su alcalde, Cuauhtémoc Blanco Bravo. Estos tres municipios en su conjunto aglutinan a 22.6 % del total de los morelenses, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Matías Quiroz Medina, secretario de gobierno de Morelos, criticó en conferencia de prensa el lunes la decisión del alcalde de Cuernavaca, pues, dijo, el municipio recibió 200 millones 768,765 pesos por parte del gobierno federal para seguridad pública este año, sin embargo, aún carece de sistemas de radiocomunicación, vehículos y armamento.

Quiroz Medina señaló además que la totalidad del armamento con el que cuenta el municipio le pertenece a la CES, por lo que, aseguró, la alcaldía no podría hacerse cargo de la seguridad por sí misma.