El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, hizo un llamado público a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, a no cometer la imprudencia de reinstalar al pevemista Arturo Escobar y Vega como subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la dependencia a su cargo.

Sería un error político. Una gran irresponsabilidad y expresión de insensibilidad .

Desde la óptica del perredista sonorense, si Escobar y Vega, ex vocero del PVEM, tuviera un mínimo de sensibilidad y de consideración con la sociedad mexicana, ni siquiera pensaría en regresar al cargo del que se separó hace unos días, luego de que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electores (Fepade) solicitó orden de aprehensión en su contra por la comisión de presuntos delitos electorales.

La responsabilidad final estará en el secretario de Gobernación. Le hago un llamado público y muy respetuoso, un exhorto amistoso para que no vaya a cometer la imprudencia, que lo pondría muy mal ante el país, de permitir que el señor Escobar regrese (al cargo) .

El pevemista, dijo, está en su derecho de actuar con el mayor cinismo y declararse inocente, pero que en este caso lo importante es lo que consideran los representantes de las organizaciones de la sociedad civil y de los partidos políticos que cuestionan su actuación.

Finalmente, consideró que una Fepade sin dientes , como se pretende que sea para que no haya riesgo para los pillos que cometen tropelías electorales , no tiene ningún sentido y lo mejor sería que desapareciera.

Por su parte, Francisco Martínez Neri, coordinador de la bancada del PRD, consideró que las acciones ilegales en materia electoral cometidas por Escobar y Vega para favorecer al PVEM impiden su reinstalación en la Segob, salvo que el propio presidente (de la República) la acepte.

[email protected]