La activista venezolana Lilian Tintori dijo a senadores que no promueve la injerencia de líderes internacionales en Venezuela y aclaró que no está haciendo una campaña en contra de su país.

Un grupo de senadores de diversos partidos políticos se reunieron este martes con Lilian Tintori y Antonieta Mendoza, esposa y madre, respectivamente, de Leopoldo López, líder opositor al gobierno de Nicolás Maduro. La reunión se llevó a cabo en la sede del Senado, luego de que la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, arremetió contra su homóloga mexicana, Claudia Ruiz Massieu, por haber recibido a las activistas.

Yo quiero dejar claro aquí que lo que nosotros hemos hecho por el mundo no ha sido injerencia (...) Tampoco estoy haciendo en México, lo quiero dejar claro y grabado a los medios de comunicación, que no estoy haciendo ninguna campaña en contra de mi país. Al contrario, estoy llevando la verdad de lo que está pasando para buscar soluciones con reconciliación, con visión, con respeto a las autoridades de mi país , agregó.

Legisladores del PRI, PAN, PRD y PVEM respaldaron la lucha por los derechos humanos, incluso el presidente del Senado, Roberto Gil, dijo que los legisladores mexicanos seguirán la posible ley de amnistía y de reconciliación nacional en Venezuela, con la que se pretende liberar a los presos políticos en ese país, entre ellos Leopoldo López.

Por eso, y de ahí la enorme importancia de la ley de amnistía, es la posibilidad de acelerar el cambio político en Venezuela, un cambio que ya inició por el resultado electoral y por la conformación de una asamblea. Pero ese cambio político no va a ser profundo, mientras no se corrija la injusticia de quienes están pagando una pena en prisión por el único delito de haber hecho política por su país y de tratar de cambiar la realidad de su país , externó.

El coordinador del PRD, Miguel Barbosa, entregó una carta a las activistas, dirigida a Leopoldo López. En la misiva se lee: Nadie puede ser omiso a la violación de derechos humanos, ni a la situación que en esta materia ocurre en Venezuela en contra de la disidencia política. Respetamos la autodeterminación de los pueblos y su soberanía, pero el silencio en estos momentos sólo favorece al autoritarismo y daña a la democracia .

tania.rosas@eleconomista.mx