La Comisión de Justicia del Senado determinó que los seis aspirantes a ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) son idóneos para el cargo, pues reúnen los requisitos constitucionales para ello; mientras tanto, el senador Alejandro Encinas presentó una iniciativa para que las ternas de ministros no las defina el presidente de la República.

Ayer por la mañana la Comisión de Justicia que preside el panista Fernando Yunes avaló con nueve votos en favor y un voto en contra el dictamen de idoneidad de Patricia Orea, Norma Piña, Judith Sánchez; y con 10 votos en favor y uno en contra, el dictamen de Alejandro Gómez, Javier Laynez y Álvaro Castro, por lo que el pleno del Senado deberá elegir a una mujer y a un hombre que ocupen los lugares de Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza.

Si alguno de ellos no goza del respaldo de las dos terceras partes de los votos entonces la Cámara deberá solicitar una nueva terna al presidente Enrique Peña Nieto.

En la comisión, la senadora independiente Martha Tagle dijo que lo mejor en este momento de crisis política es rechazar las ternas que estaban viciadas desde el inicio.

Por otro lado, el senador del grupo parlamentario del PRD, Alejandro Encinas, propuso una reforma constitucional para que la designación de los ministros de la SCJN recaiga en el Senado, pero a partir de una auscultación pública en la que se cumpla con el principio de igualdad de género y se haga un proceso de selección abierto.

La Cámara de Senadores llevará a cabo una amplia consulta a la sociedad, universidades, institutos de investigación jurídica, barras y colegios de abogados y designará con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes al ministro que deba cubrir la vacante, previa comparecencia de las personas propuestas. En las designaciones se salvaguardará la igualdad de género entre hombres y mujeres , sugirió, y pidió que los ministros no hayan sido magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

[email protected]