La Secretaría de Gobernación (Segob) confirmó que el Instituto Nacional de Migración (INM) ordenó el desalojo de las 65 estaciones migratorias que hay en el país para evitar brotes de la nueva cepa del coronavirus SARS-CoV2.

Argumentó que, con base en las recomendaciones sanitarias de autoridades mexicanas y de organismos nacionales e internacionales y para prevenir un brote de SARS-CoV2 en las estaciones migratorias que pusiera en riesgo las vidas de las personas migrantes alojadas en ellas, el Instituto Nacional de Migración instruyó la salida de la gran mayoría de estas personas.

“En las 65 estaciones y albergues migratorios de INM en todo el territorio nacional, que cuentan con una capacidad de ocupación total de 8,524 espacios, fueron alojados durante el mes de marzo 3,759 personas migrantes. Sin embargo, después de determinar la instrucción de salida, restan tan solo 106 personas en las estaciones migratorias, quienes son atendidas con protocolos de salud”, dijo la dependencia.

Mencionó que el instituto y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), gestionaron el retorno asistido de 3,653 personas de Honduras y el Salvador, que optaron por regresar a sus países de origen, privilegiando a niñas, niños, adolescentes, adultos mayores, familias, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

En Tamaulipas, la Secretaría de Salud confirmó 16 migrantes con Covid-19 en el albergue de Nuevo Laredo y se han aplicado las pruebas a otros 42 que se encontraban en dichas instalaciones.

Respecto a las solicitudes de refugio en México, la Segob indicó que entre enero y marzo de este año se registró un incremento del 34% en el número de solicitudes en comparación con el mismo periodo de 2019.

“En muchos casos, las personas solicitantes de refugio huyen de situaciones de persecución y violencia tan graves que se han visto forzadas a abandonar sus países a pesar del riesgo de contraer Covid-19”, sostuvo.

Argumentó que estas personas son prioridad para el gobierno federal, “más aun en el contexto de contingencia sanitaria que tiene efectos desproporcionales sobre personas más vulnerables. Por ello, a Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados garantizará la atención a personas refugiadas, solicitantes de refugio y personas con protección complementaria que lo requieran, como actividad esencial”.

Indicó que para ello se han implementado acciones como garantizar las solicitudes de refugio y de protección complementaria; suspender por el tiempo que dure la emergencia sanitaria la obligación de firma semanalmente y garantizar salvaguarda del principio de no devolución.

Contagios en comunidades indígenas y afromexicanas

La Secretaría de Gobernación reportó 209 casos de personas hablantes de una lengua indígena dieron positivo a SARS-CoV2, de las 784 pruebas aplicadas a esta población.

“Las entidades con mayor cantidad de personas con este diagnóstico se encuentran en Quintana Roo con 36, Ciudad de México con 27, Estado de México con 25 y Yucatán con 18. Las entidades con mayores  incrementos de casos son: Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Tlaxcala”, refirió.

jmonroy@eleconomista.com.mx

kg