El director de Promoción de la Salud a nivel federal, Ricardo Cortés Alcalá, admitió que la falta de envíos de vacunas a México por parte de Pfizer retrasó un mes el plan de vacunación contra Covid-19 del gobierno federal, quien preveía terminar en marzo de vacunar a las 14.4 millones de personas adultas mayores de 60 años que hay en el país.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, Cortés Alcalá admitió que “el calendario planteado originalmente”, no será el mismo. Sin embargo, confió en que el envío de dosis de Pfizer, AstraZeneca y la vacuna rusa Sputnik V, permita al gobierno federal recuperar el mes perdido.

“La primera versión publicada de la política general tenía este calendario bastante ambicioso y sobre todo con la planeación que se tenía con la empresa Pfizer. También decía ese plan general que habríamos de recibir cargas de vacunas semanales, y durante cuatro semanas no recibimos; entonces esas cuatro semanas son las que impactan en la estrategia operativa.

“Este retraso, que ahora ya se subsana a partir del próximo martes por parte de Pfizer, no sólo que ya vuelven a enviar vacunas, sino que van a enviar muchas más de las que se tenían planeadas por semana para reducir esta brecha de falta de vacunas que tuvimos durante las últimas cuatro semanas", dijo.

“Ahora, con el refuerzo de la compra de la AstraZeneca al Instituto Serum de la India, y con las que vayamos a recibir entre febrero-marzo del mecanismo Covax, que también serán AstraZeneca y las propias entregas de AstraZeneca que se están envasando aquí en el Estado de México, nos va a ayudar a recuperar el mes que perdimos por esta disminución en la capacidad de producción por parte de Pfizer en sus plantas", recordó.

“Lo vamos a recuperar con todas las vacunas de otras marcas, como Sputnik V que ya próximamente la tendremos disponible y nos vamos a recuperar estoy seguro que muy pronto. Estoy seguro que no será el mismo calendario planteado originalmente, pero el retraso, estoy seguro, con el apoyo de todas las brigadas de vacunación, y la cantidad de vacunas que van a estar llegando, no se verá impactado tan negativamente, e inclusive pudiéramos tener la oportunidad de recuperar el tiempo perdido. Al final de cuentas, el tiempo perdido se recupera con dosis que van a llegar”, sostuvo.

jorge.monroy@eleconomista.mx