La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación autorizó que la Fiscalía de Chihuahua investigue al expresidente Enrique Peña Nieto por delitos del fuero común.

Con la resolución de los ministros del máximo tribunal del país, al expresidente priista se le podrá investigar con motivo de presuntos desvíos de recursos públicos del estado de Chihuahua a campañas políticas del PRI en el 2016, informó el mismo gobierno del estado de Chihuahua este miércoles.

“El Ministerio Público de Chihuahua (puede) seguir investigando los 250 millones de pesos que fueron desviados del gobierno de Chihuahua hacia las campañas del PRI en la Operación Zafiro, sin importar si los funcionarios involucrados fueron estatales o federales”, precisó el gobierno estatal mediante una nota de prensa.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, indicó que tras conocerse la resolución de la Sala de la Corte las indagatorias continuarán hasta dar con los responsables del presunto desvío de recursos públicos.

“Vamos hasta el fondo y hasta donde tope, y si topa en Peña Nieto, hasta Peña Nieto, iremos”, dijo.

No obstante, el gobernador chihuahuense dijo que hasta ahora no hay imputaciones directas en contra del expresidente mexicano.

“Por supuesto, suponemos y creemos que toda esta desviación multimillonaria de recursos públicos contó con su autorización y con su aval. No se trasladan miles de millones de pesos por vía de entidades federativas, a través de empresas fantasma, en contratos simulados hacia el PRI nacional, sin la autorización del presidente de la República”, acotó Corral.

El 29 de octubre del 2018, el ministro de la Corte Eduardo Medina Mora emitió una suspensión sobre las indagatorias que se seguían sobre el caso y que presuntamente vincularían al expresidente Peña Nieto.