La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal desistió en la intención de destituir a 1,098 elementos de la División de Fuerzas Federales, de acuerdo con el oficio PF/DFF/DGAEA/13431/2012, por el cual se ordena regresar armas de cargo, vehículos, uniformes y placas a quienes había concentrado desde la semana pasada en el Centro de Mando de Iztapalapa; sin embargo, no les serán asignadas misiones en el interior de la República.

Luego de que El Economista diera a conocer que la comisaria general, María de La Luz Núñez, ordenó la destitución de esos elementos y que podría llegar a 4,000 elementos, un nuevo oficio a Salvador Camacho, coordinador de Reacción y Alerta Inmediata, firmado por el inspector general, Pedro Antonio Gómez, cambia la orden.

El documento expone que se deberán devolver los arreos retirados a los agentes, indicándoles que su relación laboral no se ve afectada .

Además, el oficio informa que los elementos deberán estar a disposición en esta plaza (Distrito Federal), sin nombrarles servicios fuera del área metropolitana, con la finalidad de que cuando sean requeridos por la Unidad de Asuntos Internos inmediatamente estén presentes .

Por último, indica: El control de asistencia queda a cargo de la Coordinación y de las unidades bajo su digno cargo .