Los aspirantes a una candidatura presidencial por la vía independiente, Armando Ríos Piter el Jaguar y Jaime Rodríguez Calderón el Bronco, descalificaron el proceso de validación del Instituto Nacional Electoral (INE) a las firmas ciudadanas. En paralelo, consejeros de la autoridad electoral expresaron tranquilidad y confianza en su trabajo, al tiempo que afirmaron que el trato ha sido el mismo para todos los contendientes.

En las oficinas centrales del INE,  Armando Ríos Piter acusó al organismo electoral de ser éste el que incurrió en simulación y solicitó la revisión del proceso de licitación de la empresa de Grupo Tecno, creadora de la aplicación para recabar los apoyos ciudadanos.

El senador con licencia se presentó en las instalaciones del INE  durante el último día del plazo para ejercer la garantía de audiencia, luego de darse a conocer que tanto él como el Bronco no habían alcanzado el umbral de las firmas solicitadas por ley para la candidatura presidencial. Lo anterior, al ser descontadas diversas irregularidades.

En el INE, Ríos Piter hizo entrega de un oficio en el que rechazó que haya incurrido en la simulación y falsificación de firmas; sin embargo, no hizo uso de su derecho de audiencia tras afirmar que el proceso se trata de una simulación y no se prestaría a ello.

“En un acto de simulación y carente de todo sustento jurídico”, declaró.

Por su parte, Jaime Náñez Pro, representante del Bronco ante el INE, declaró en un comunicado que el personal encargado de la revisión carece de los conocimientos necesarios para realizar dicha labor. Asimismo, aseguró que el gobernador con licencia ha logrado recuperar 14,426 apoyos que habían sido erróneamente clasificados con inconsistencias.

“Debe destacarse que el personal del INE encargado de hacer esta labor de revisión carecía de credenciales y conocimientos periciales para poder dictaminar si las imágenes de las credenciales eran fotocopias o el documento original, pues había casos en que no bastaba una apreciación ordinaria para poderse dictaminar y eso operó en nuestro perjuicio en la audiencia”, acusó Náñez Pro.

Sobre el tema, la consejera electoral Pamela San Martín señaló que “el caso de la revisión de las firmas, el procedimiento que se siguió fue el mismo para los aspirantes a diputaciones, para aspirantes a senadurías y finalmente para aspirantes presidenciales”.

Por su parte, el consejero electoral Benito Nacif añadió que “volver a revisar lo que ellos ya revisaron o lo que ellos mismos decidieron no revisar ya significaría darle un trato especial a los aspirantes independientes presidenciales y sus derechos procesales han sido debidamente garantizados a lo largo de todo el proceso”.

[email protected]