El presidente del PAN en el Distrito Federal, Obdulio Avila, expresó que la renuncia del procurador mexiquense, Alberto Bazbaz, no sólo es tardía sino que fue calculada para evitar un daño mayor a su jefe Enrique Peña Nieto.

En entrevista, confió en que la dimisión lleve a una investigación a fondo sobre la muerte de la niña Paulette Gebara; que el gobernador mexiquense se concentre en hacer efectiva la procuración de justicia en la entidad, y que en lugar de estar pensando como candidato lo haga como estadista.

/doch