Con la disminución de la pandemia de coronavirus, la migración de personas que buscan llegar a Estados Unidos a través de México, principalmente provenientes de Centroamérica, comienza a ascender de manera considerable.

Datos recientes del Instituto Nacional de Migración (INM), dan cuenta que, de enero a la fecha, 90,850 migrantes han sido detenidos en nuestro país, cifra 4% mayor a los casos suscitados durante todo el 2020, cuando en total fueron detenidos a lo largo de toda la República mexicana 87,260 migrantes, incluidos menores de edad.

Para este año, el INM detalló que del total de migrantes detenidos, entre enero y el 6 de junio, 6,709 fueron a raíz de 496 operativos ferroviarios; mientras que otros 8,484 se localizaron a  través de 109 inspecciones carreteras y operativos a casas de seguridad.

Además de precisar que la gran mayoría eran provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador, de los cuales 20% son menores de edad. Se dijo que, en el caso de las personas de nacionalidad hondureña, 37,237 eran personas adultas y 9,575 menores de edad; entre los guatemaltecos, 20,459 eran adultos y 5,674 infantes; de los salvadoreños, 5,995 adultos y 1,420 niños, y de otros países 9,409 correspondían a mayores de edad y 1,081 a menores.

Por género, 24,062 eran mujeres y 66,788 hombres; mientras que 17,750 del total eran niñas, niños y adolescentes.

Respecto a los retornos de personas extranjeras, en el mismo periodo, 42,067 han sido devueltas a su país de origen; de ellas, 37,855 fueron vía terrestre (15,945 a Guatemala y 21,912 a Honduras), y 4,213 aéreos (2,464 a Honduras, 797 a El Salvador y 816 a Guatemala).

maritza.perez@eleconomista.mx