El titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México, Armando Ocampo Zambrano, afirmó que dicha instancia tiene hasta el momento registro de 234 víctimas de violencia de género, derivadas de casos penales y por violaciones a derechos humanos.

En entrevista al término de la firma de convenio de colaboración interinstitucional por la atención integral para víctimas de violencia de género, con la Comisión de Igualdad de la Cámara de Diputados, el funcionario aclaró que la instancia que encabeza nació el 23 de mayo de 2019, fecha en que iniciaron los registros de las víctimas.

"Entonces, no te podría asegurar que hay como tal un incremento, sino más bien estamos en el proceso de registrar a las víctimas", subrayó.

Explicó que los registros de los casos de víctimas que tienen, son de las derivaciones que les hacen las autoridades ministeriales o las propias comisiones de Derechos Humanos.

Detalló que las personas que se encuentran en el Registro de Víctimas, acceden no sólo a medidas de ayuda inmediata, sino también a temas de acompañamiento psicoemocional, de salud y de asistencia, es decir, a programas de tipo social.

"Nuestra labor no sólo es acompañar a las víctimas durante el procedimiento penal, sino que lo que tenemos que hacer es construir un proyecto de vida paralelo y con independencia de la afectación que genera el hecho, en este caso los delitos a las víctimas", subrayó.

En cuanto al presupuesto de la comisión, el funcionario aclaró que la Ley de Víctimas de la Ciudad de México permite una transversalización en este tema.

"En que dependiendo cada caso, todas las dependencias de la Ciudad de México están obligadas —por la Ley de Víctimas— a proveer las medidas de ayuda inmediata, las de asistencia y, desde luego, las de reparación integral", aclaró .

Advirtió que el hecho de que "la Comisión Ejecutiva tenga como tal uno, dos, tres pesos, no se tiene que ver que eso es lo que el gobierno en sí está invirtiendo, sino más bien tenemos que verlo de alguna manera transversal".

Es decir, explicó, "en el que el acompañamiento que hagamos a estas víctimas es que puedan acceder a los distintos programas y las líneas de acción, no sólo de las secretarías, sino también de las alcaldías".