Monterrey, NL. La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero afirmó que la reforma al Artículo 3 Constitucional se hizo en conjunto con el Sindicato Nacional de los Trabajadores del Estado (SNTE) y los maestros y no de espaldas a ellos.

"Se hizo una auténtica reforma educativa porque no tiene la evaluación punitiva, eso se quedó atrás para siempre", aseguró durante la inauguración del Centro Maestro de Bienestar en el municipio de Allende, Nuevo León.

Lo anterior no significa que no se dé prioridad a brindar una educación de calidad, puesto que los maestros tendrán posibilidad de capacitarse y actualizarse de manera constante porque la educación evoluciona rápidamente.

Consideró que lo que ocurrió fue una "revolución educativa" para recuperar los valores, cultura, ética y civismo lo que quedó atrás debido a la "educación tecnócrata de neoliberales".

El objetivo del presidente Andrés Manuel López Obrador es redignificar al maestro y darle autoridad, dijo la funcionaria federal.

Sánchez Cordero recordó que el próximo domingo 1 de diciembre, López Obrador festejará en el Zócalo de la Ciudad de México su primer año de gobierno, aunque su lucha política tiene muchos años.

Al SNTE le dijo que espera que la relación sea permanente, pues hay respeto y reconocimiento hacia el Sindicato.

kg