De acuerdo con indicadores de la Red por los Derechos de la Infancia en México, con base en el Registro de Personas Extraviadas y Desaparecidas, 4,902 niñas, niños y adolescentes se encontraban desaparecidos del 1 de mayo del 2012 al 31 de diciembre del 2017 y con datos del informe del Programa Alerta Amber, en coordinación nacional con la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas se habían activado 934 alertas durante el mismo periodo; a partir de ello, 321 menores no habían sido localizados.

Entrevistada por El Economista, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez, argumentó que tras las modificaciones aplicadas a la Alerta Amber, en mayo pasado, el primer avance es una mejora en el servicio al solicitar la activación de alerta por desaparición.

“Ya no estamos recibiendo quejas con relación a que no se les está haciendo caso para abrir la Alerta Amber, eso es un logro para nosotros, porque eso quiere decir que se está atendiendo a la gente de manera inmediata”.

Al ser cuestionada sobre la activación de la Alerta Amber en menos de 20% de las desapariciones, Nashieli Ramírez expuso que el mayor problema es que antes las autoridades no activaban la alerta inmediatamente, sino que tenían que esperar 72 horas por si se reportaba la aparición del menor y en algunas ocasiones dejaban pasar más tiempo si lo creían necesario.

“En estos casi 4,000 casos no lo hicieron ( la activación inmediata), lo más seguro es que algunos hayan aparecido, pero otros lamentablemente, al menos 10%, se desconoce su estado, si se activa la alerta de manera inmediata , reduces el riesgo a más de 80%”, afirmó la titular de la CDHDF.

Entre las modificaciones realizadas al Protocolo Alerta Amber, publicadas en la gaceta oficial de la Ciudad de México el 23 de mayo del 2018, se encuentran la activación inmediata de la alerta tras el reporte de extravío de un menor de 18 años; en el caso de que el menor esté presuntamente relacionado con algún acto delictivo, el Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes de la Procuraduría General de Justicia no podrá intervenir en la emisión de una ficha de búsqueda, por lo que el caso será remitido a la fiscalía correspondiente; de igual manera, la sustracción por parte de uno de los padres de alguna niña, niño o adolescente será motivo de activación inmediata de la alerta.

Además, la CDHDF y el DIF en la capital tienen la facultad para exigir la activación inmediata en caso de que las autoridades se nieguen previamente a su emisión.

[email protected]