El Sistema Penitenciario sufrirá una disminución presupuestal del orden de 1,693.6 millones de pesos, con relación al presupuesto de egresos aprobado para el ejercicio fiscal 2016.

Conforme al proyecto de presupuesto para el 2017, se prevé la asignación de recursos para el Sistema Penitenciario que garantice la ejecución de las resoluciones jurídicas y contribuya a la readaptación social por el orden de los 16,615.3 millones de pesos, de los cuales, para servicios personales son 4,195.1 millones y 12,399.9 millones para gastos de operación.

En el ejercicio 2016 a este mismo rubro se destinaron 18,308.9 millones de pesos. Para servicios personales se etiquetaron 4,137.7 millones de pesos y 13,814.6 millones para gastos de operación.

En el 2015 al Sistema Penitenciario se asignaron 19,374.8 millones de pesos.

En un comparativo con la administración de Felipe Calderón, cuando el Sistema Penitenciario estaba adscrito a la entonces Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a este rubro se le asignó, en el 2012, un total de 12,507.3 millones de pesos.

De esta cantidad, para servicios personales se destinaron 2,096.5 millones de pesos y 2,707.1 millones de pesos a gastos de operación, mientras que 7.3 millones para otros del corriente y 7,696.3 millones de pesos para inversión física.

En el ejercicio fiscal 2011 se asignaron a este rubro 10,751.1 millones. De esta cifra, para servicios personales se destinaron 1,349.6 millones de pesos y 2,128.0 millones de pesos a gastos de operación, 6.1 millones para otros del corriente y 7,267.3 millones de pesos para inversión física.

Inversión en infraestructura

De acuerdo con el proyecto de presupuesto para el 2017, en materia de Programas y Proyectos de Inversión se prevé la asignación de recursos para infraestructura en al menos 11 de las 21 instalaciones penitenciarias federales.

Entre ellas destaca el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 1 Altiplano, ubicado en el Estado de México, y de donde en julio del 2015 se fugó el narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán Loera, a través de un túnel que conectaba con su celda.

Para esta cárcel se prevé la inversión para la ampliación de infraestructura de las áreas administrativas, técnicas y complementarias de 200.8 millones de pesos, de los cuales, 112.9 millones son de años anteriores y para el 2017 se contempla la asignación de recursos en el orden de los 87.8 millones de pesos.

De acuerdo con el cuarto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en septiembre del 2015 arrancó la Estrategia Integral para la Transformación del Sistema Penitenciario Nacional, la cual entre sus ejes de actuación incluye el mejoramiento de la infraestructura penitenciaria.

Capacidad, a 67%

El documento da cuenta de una ocupación promedio de 67.2% al cierre de julio pasado, por lo que aseguró que en los Ceferesos no existe sobrepoblación.

Explicó que a julio de este año existen 24,180 internos, de los cuales, 3,011 son por delitos del fuero común y 21,169 por delitos del fuero federal.

Asimismo, destacó el inicio de operaciones del Cefereso 16 CPS Femenil Morelos, localizado en Coatlán del Río, en el estado de Morelos, con espacio para 2,528 internas de bajo, medio y alto riesgos, y de la incorporación al Sistema Federal Penitenciario del Cefereso 17 CPS Michoacán.

Además, la construcción de siete centros federales, seis de ellos pertenecientes al Complejo Papantla, y el Cefereso CPS Coahuila, con un avance global de 82 y 79%, respectivamente.

El cuarto Informe dio cuenta de la adquisición de equipo tecnológico para reforzar la seguridad perimetral de los Ceferesos del Altiplano, Occidente, Oriente y Norte.

leopoldo.hernandez@eleconomista.mx