Triunfo histórico, el de Andrés Manuel López Obrador, como histórico el reconocimiento de la derrota por parte de José Antonio Meade (PRI-PVEM-Nueva Alianza), quien sin estar afiliado al tricolor, cargó durante toda la campaña con la reputación de este partido que por segunda vez sale de la Presidencia.

Apenas dos horas de concluida la jornada electoral la plana mayor priista fue arribando al Centro Internacional de Prensa del Comité Ejecutivo Nacional. Las sonrisas estuvieron ausentes y sólo cuando entre ellos cruzaban miradas, con una mueca escueta se saludaban como anticipando el anuncio.

“En este momento habré de reconocer que, de acuerdo a las tendencias, fue Andrés Manuel López Obrador quien obtuvo la mayoría. Él tendrá la responsabilidad de conducir el Poder Ejecutivo y, por el bien de México, le deseo el mayor de los éxitos”, dijo ante los priistas que aplaudieron y reconocieron a su candidato frente al resultado adverso.

El tono de la derrota era previsible desde que los chalecos rojos tuvieron casi nula presencia en las inmediaciones del CEN del PRI. El hermetismo fue tendencia durante toda la jornada. Nada de militancia asediando el inmueble como anticipando lo desfavorable de estas elecciones.

“Siempre he defendido la ley y las instituciones. Creo en la democracia y en ese marco, con responsabilidad reconozco que las tendencias del voto no nos favorecen, habremos de esperar los resultados finales del Instituto Nacional Electoral”, manifestó Meade.

Antes fueron arribando los priistas: Vanessa Rubio, incondicional de Meade; Virgilio Andrade, director general de Bansefi; Armando Ríos Piter, quien de “independiente” decidió sumarse a la candidatura de Todos por México; Claudia Ruiz Massieu, Emilio Gamboa, Eruviel Ávila y Rubén Moreira.

Juana Cuevas, su esposa, se mantuvo en todo momento a su lado, Aurelio Nuño, coordinador de la campaña, y René Juárez, líder del PRI, serios escucharon el mensaje de Meade Kuribreña.

Ahí, frente a la plana mayor del tricolor, el cinco veces secretario de Estado con dos administraciones de diferentes partidos, reconoció que “éste ha sido, sin duda, el mayor reto de mi vida”.

René Juárez Cisneros, como anticipando el resultado desde antes, declaró en Chilpancingo, Guerrero, previo a votar, que su partido reconocería cualquier resultado.

politica@eleconomista.mx