Los retos que enfrentará la nueva administración federal en materia de educación van desde la deserción hasta la infraestructura en los planteles educativos desde preescolar hasta medio superior. De acuerdo con un diagnóstico elaborado por el INEE, se exhibe que a pesar de que en la última década se registraron avances en el acceso a la educación, la inasistencia es aguda para la población vulnerable, especialmente en niños provenientes de hogares pobres, indígenas, que viven en localidades aisladas o cuyos padres cuentan con poca escolaridad.

En el documento que envió el Instituto el Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) al Poder Legislativo, previo al cambio en el gobierno federal, se indica que de acuerdo con los directores de escuelas primarias, más de una quinta parte de éstas (de un total de 110,000) carece de agua y 7% de energía eléctrica; incluso siete de cada 100 no tiene baños y 2% no tiene aulas o salones de clases.

El panorama que se tiene sobre la conclusión de estudios, según el texto La Educación en México: Estado actual y consideraciones sobre su evaluación , es que sólo 72% de los estudiantes cursa la educación primaria en seis años; esta proporción es menor (50%) entre quienes asisten a escuelas indígenas.

A pesar de que casi todos los que terminan la educación primaria continúan a la secundaria (97%), sólo cuatro quintas partes de quienes ingresan consiguen concluirla en tres años. La gran mayoría de quienes finalizan la secundaria tiene acceso al bachillerato, sin embargo, durante el primer grado, 15% abandona los estudios.

A esto se suma el hecho de que sólo 62 de cada 100 estudiantes concluyen la educación media superior en el tiempo establecido.

NO ENTIENDEN LO QUE LEEN

En el texto La Educación en México: Estado actual y consideraciones sobre su evaluación , se reconoce que no todos los estudiantes aprenden lo esperado durante su paso por la escuela; incluso los resultados de aprendizaje son menos favorables para los más pobres.

Y es que en el nivel preescolar ya se observan rezagos en el aprendizaje; por ejemplo, casi 10% no sabe que se lee y escribe de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo; no es capaz de comparar grupos de objetos para establecer relaciones de igualdad y desigualdad ni identifica posiciones de un objeto con respecto a otros.

Entre las poblaciones más desfavorecidas, una cuarta parte de quienes asisten a preescolares comunitarios tiene el problema.

Al concluir la primaria, los rezagos se han acumulado. Cerca de 15% de los alumnos no puede localizar información en documentos como directorios telefónicos o planos de una ciudad y 12% no puede resolver operaciones de multiplicación y división con números enteros.

TELESECUNDARIA, CON CARENCIAS

Con información aportada por los directores, puede establecerse que las telesecundarias son las que tienen mayores carencias en servicios e infraestructura básica; de cada 100 escuelas, 26 no cuentan con agua, ocho no tienen baños, cinco carecen de energía eléctrica y cuatro no disponen de aulas. Las secundarias generales son las mejor dotadas, pues nueve de cada 10 disponen de estos cuatro servicios básicos.

Además, una de cada tres escuelas primarias tiene sala de cómputo. En términos de equipamiento tecnológico básico, las diferencias entre servicios educativos son acentuadas: 56% de las primarias generales, 22% de las indígenas y sólo una de cada 100 comunitarias cuentan con al menos una computadora para uso educativo.

ESCUELAS DONDE NO SE ESTUDIA

  • Aunque la duración de la jornada en preescolar es de tres horas diarias, ni la mitad del tiempo escolar se destina a actividades relacionadas con el programa de estudios.
  • Uno de los desafíos del bachillerato no radica en la transición entre los grados 9 y 10, sino en lograr que todos lleguen hasta ahí al cumplir los 15 años de edad y concluyan el resto de la escolaridad obligatoria en el tiempo establecido y habiendo aprendido lo esperado.
  • Si se busca de la educación un motor de desarrollo, se necesitan políticas que apuesten por la equidad y calidad: evitando que traten a todos -entidades, escuelas, docentes, niños, jóvenes- como si fueran iguales y reasignando el gasto, dando más recursos a los desfavorecidos.

CIFRAS

  • 40% de estudiantes de bachillerato no es capaz de reconocer la idea principal de un texto.
  • 30% de los estudiantes de 15 años de los países de la OCDE se ubica en los tres niveles más altos de desempeño, en México sólo 16% de quienes han concluido su escolaridad obligatoria alcanza esos niveles.
  • 8% de las primarias comunitarias y 30% indígenas disponen al menos de una computadora.
  • 27% de quienes terminan la primaria no reconoce que los alimentos en mal estado, las bebidas alcohólicas y el tabaco son factores que alteran el funcionamiento del cuerpo.

[email protected]