Usuarios de Facebook y de Twitter compartieron las medidas con las que intentarán afrontar la reducción de hasta el 100% del suministro de agua en al menos 410 colonias de 13 delegaciones del Distrito Federal.

NOTICIA: Serán siete días sin agua para 13 delegaciones

Una encuesta realizada en la cuenta de Twitter @eleconomista de esta casa editorial reveló que un 40% de los participantes no se verá afectado por la falta de suministro. La misma encuesta reveló que un 29% de los usuarios cuenta con cisterna y que 22% de los participantes llenará botes con agua y 9% considera pedir una pipa.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) tiene previsto realizar cortes en el suministro de agua con la finalidad de realizar trabajos al Sistema Cutzamala. El corte del suministro de agua inició la madrugada de este jueves 28 de enero y se extenderá hasta el martes 2 de febrero. Conagua preveé que los días con que presentarán mayores problemas a los capitalinos serán el sábado 30 y domingo 31 de enero.

NOTICIA: Serán siete días sin agua para 13 delegaciones

Usuarios de Facebook compartieron la estrategia que seguirán durante la falta de agua este fin de semana.

Pablo Zurita comentó que su estrategia incluye no bañarse esos días "Como francés". Mientras que el usuario de Facebook IP KG dijo que reutilizará el agua de la ropa sucia, en el baño.

El miércoles 27 de enero, el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, sugirió a los habitantes de la capital mexicana prevenirse con almacenamiento y uso racional del agua ante el recorte de agua que enfrentará este fin de semana la Ciudad de México, y que afectará a 4.5 millones de capitalinos.

NOTICIA: Serán siete días sin agua para 13 delegaciones

Mancera Espinosa dijo que el gobierno capitalino implementará un operativo para distribuir agua en forma gratuita, a través de pipas, para los perjudicados por el mantenimiento que se hará al Sistema Cutzamala.

A partir de mañana y hasta el 1 de febrero, más de 400 colonias en la Ciudad de México sufrirán escasez de agua. ¿Cómo...

Posted by El Economista on  miércoles, 27 de enero de 2016

rarl