Un juez federal vinculó a proceso a José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, por el delito de robo de hidrocarburos. Previamente ya fue vinculado a proceso por el delito de secuestro, por lo que seguirá preso en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 1 del Altiplano, ubicado en el Estado de México.

Durante una audiencia de control realizada en el centro de justicia penal del Altiplano, un juez federal encontró suficientes datos de prueba para que al Marro se le vincule a proceso por delincuencia organizada con fines de robo de hidrocarburos, cuya pena va de 20 a 40 años de prisión.

El juzgador ordenó la prisión preventiva para el imputado por un periodo de dos meses (hasta el 7 de octubre), plazo que dio a la Fiscalía General de la República para la investigación complementaria.

Previamente, el 5 de agosto, un juez local en Guanajuato calificó como legal la detención de José Antonio Yépez Ortiz por el delito de secuestro flagrante, así como homicidio en grado de tentativa.

El líder del huachicol en Guanajuato, según las autoridades federales y estatales, fue detenido el 2 de agosto y recluido en un penal estatal hasta el 7 de agosto, cuando fue trasladado al Altiplano.

José Antonio Yépez Ortiz inició su carrera delictiva en el 2010, cuando dirigía el trasiego de droga y robo a autotransporte. Incursionó en el 2014 en el robo de combustible como lugarteniente de David Figueroa, alias el Güero, exdirector de la Policía Estatal Preventiva de Chiapas, a quien se le identifica como fundador del Cártel de Santa Rosa de Lima.

Para el 2017, Yépez asumió el mando de la organización, por lo que abrió una disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el control del robo de combustible en Guanajuato, principalmente proveniente de la refinería de Salamanca.

El Marro involucró a gran parte de sus familiares en sus negocios ilícitos, entre ellos su padre, Rodolfo Juan Yépez Godoy, su madre, María Eva Ortiz, así como hermanas, primos y cuñados.

Varios de ellos fueron liberados el mes pasado luego de que un juez resolvió falta de pruebas y violación del debido proceso.

Desde el 30 de enero de este año se encuentra detenida Karina Mora Villalobos, esposa del Marro.

politica@eleconomista.mx