Este jueves autoridades presentaron las directrices generales para elaborar e implementar mecanismos de prevención, atención y sanción del hostigamiento y acoso sexual en las Instituciones de Educación Superior.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que el acoso y hostigamiento son una constante en la vida de muchas mujeres en cualquier ámbito, entre ellos el de las universidades, centros e institutos de educación superior.

Se pronunció por la necesidad de protocolos institucionales que atiendan cualquier tipo de violencia de género, a fin de crear un ambiente armónico y seguro en los centros de enseñanza.

“Las mujeres universitarias de nuestro país, tanto alumnas, como trabajadoras, docentes, académicas y funcionarias necesitan de protocolos institucionales que atiendan cualquier tipo de violencia de género, con el fin de crear un ambiente armónico y seguro en estos centros de enseñanza”, dijo.

“Los reclamos de las universitarias ante estas conductas violentas son, sin duda, reclamos reales y legítimos. El hostigamiento sexual es el ejercicio de poder en una relación de subordinación; por ejemplo, un profesor que pide favores sexuales a cambio de una calificación. En cambio, el acoso sexual es un ejercicio abusivo de poder, en el que no hay una relación de subordinación, pero sí se pone a la víctima en un estado de indefensión y riesgo; por ejemplo un compañero que pide a una alumna favores sexuales, solo porque cree que tiene derecho a hacerlo”, añadió.

Las directrices presentadas establecen ejes principales para consolidar el enfoque de género dentro de las estructuras orgánicas de las escuelas de nivel superior.

La SEP puntualizó que es prioritario no tolerar ninguna forma de violencia contra las mujeres, por lo que se transformará, desde el ámbito educativo, lo que debe modificarse en la sociedad entera, una transformación cultural entre las autoridades, el estudiantado, el profesorado y el personal administrativo que conforman las comunidades escolares.

Asimismo, sostuvo que no se abonará a la impunidad ni se enviará el mensaje de que la violencia contra las mujeres es tolerada, ya que favorece la perpetuación y aceptación del fenómeno

Por lo que llamó al cese de la inseguridad en que viven las mujeres dentro de las IES, enfocando los esfuerzos del sector en la prevención y la detección de las manifestaciones violentas, incluso de las menos evidentes.

Por su parte el Inmujeres destacó que las directrices forman parte de las acciones y del compromiso de gobierno dirigidas a la prevención y atención de la violencia de género, particularmente, del hostigamiento sexual y del acoso sexual que viven las mujeres en las instituciones educativas.

La ANUIES y las instituciones que la integran refrendan su compromiso por conjuntar esfuerzos para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en las Instituciones de Educación de Superior.

El documento de las directrices forma parte de las acciones y del compromiso institucional del gobierno federal, dirigidas a la prevención y atención de la violencia de género, particularmente, del hostigamiento sexual y del acoso sexual que viven las mujeres en las instituciones educativas.

rrg