Al manifestar su preocupación por el rumbo que está tomando el actual gobierno, Porfirio Muñoz Ledo, el diputado de Morena, dio a conocer que ya se alista la creación de un Frente Amplio en Defensa de la Constitución, impulsado por él, académicos, juristas, jueces, periodistas, intelectuales y ciudadanos interesados en la defensa de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y de los órganos autónomos.

“Se trata de que defendamos la Constitución, reflexionando y haciendo propuestas. De defender la autonomía de las instituciones como el INE, Inegi, INAI y todos los órganos autónomos constitucionales, producto de un avance democrático en el país que impulsamos muchos sectores”, declaró al diario Reforma.

El también abogado, adelantó que impulsará un Amicus Curiae ante las acciones de inconstitucionalidad que prevén sean interpuestas contra la reforma al poder Judicial, la cual incluye un artículo transitorio para ampliar el mandato del ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar.

Sobre el tema, el legislador reiteró que está seguro de que los magistrados de Corte rechazarán el dictamen, pues hacer lo contrario significaría “una sumisión del Poder Legislativo”, además de calificar como “peligrosa” la concentración de poder que se está dando en el actual gobierno por parte de Morena, compuesto, aseguró, “por gente de derecha que lo llevan a que no sea de izquierda”.

Vamos a parar esto. Es el momento de pararlo y es un momento para la restauración de la democracia, no podemos ir hacia el país de un solo hombre”, añadió.

Aunado a que dijo estar en contra de lo que llamó “robotización” de la 4T que pretende repetir sin razones ni reflexión una serie de propuestas.

Desde hace tiempo, Muñoz Ledo ha mostrado su rechazo a diversas políticas implementadas por la administración de Andrés Manuel López Obrador, que van desde el tema migratorio hasta el actuar del gobierno para enfrentar la pandemia de coronavirus.

“Me opongo con toda la fuerza y convicción de mi ser, con todo el esfuerzo memorioso que hemos hecho desde 1988 para instaurar en el país un orden democrático y no una república autoritaria a este insensato proyecto de violar la Constitución Política del país”, expresó el morenista el pasado 22 de abril durante la discusión de las reformas del poder Judicial en Cámara de Diputados.

Rechazan iniciativas

Por su parte, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) manifestó su preocupación por atentar contra el Estado de derecho, por lo que rechazó cualquier iniciativa en ese sentido.

El organismo que encabeza Carlos Salazar Lomelín se pronunció por defender y respetar a los órganos autónomos en México, por un pilar esencial del andamiaje institucional

“El CCE manifiesta su profunda preocupación por tal anuncio y expresa su rechazo a cualquier iniciativa que pretenda reducir sus funciones o desaparecer a las instituciones catalogadas como autónomas; más cuando se trata de un tema eminentemente constitucional que supera el ámbito administrativo”, refirió en un comunicado.

Por ello, el sector privado instó a defender la supremacía de la Constitución y respetar la Carta Magna ante cualquier reforma legal que se promueva, ya que “en un Estado constitucional de derecho, el diseño de los entes públicos no debe modificarse atendiendo a coyunturas políticas particulares”.

El CCE consideró que, de ser necesaria una reforma, ésta debería enfocarse en fortalecer su autonomía con el objetivo de incrementar sus ámbitos de acción que les permitan ser más eficientes para vigilar, señalar y sancionar conductas contrarias a la Constitución y leyes nacionales.

Los diversos entes autónomos han sido un pilar fundamental en el avance democrático del país, por lo que su existencia es muy relevante, concluyó el CCE.

politica@eleconomista.mx