El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que el consenso entre los distintos órdenes de gobierno en México es que, a la fecha, ninguno está satisfecho con los resultados en materia de seguridad pública.

De ahí que urgió a redoblar el paso, no claudicar y trabajar en un frente común contra la violencia y la delincuencia.

Las distintas opiniones aquí recogidas nos dejan ver, con toda claridad, y ha sido la constante en varias de las participaciones, que no estamos satisfechos con lo que hemos logrado’’, afirmó el mandatario mexicano durante la XLI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Todas las autoridades encargadas del tema, expresó desde Palacio Nacional, reconocen que hay aún un problema y un desafío hacia adelante’’, así como la urgente necesidad de comprometerse de manera seria y profunda.

Más allá de razones, de excusas o de culpas que se quiera pretender dar o decir, creo que este es el momento en el que debemos redoblar el paso, no claudicar, ser perseverantes, mejorar lo que hemos puesto en práctica, enriquecer lo que aún nos falta por hacer y que, de esta manera, todos unidos en un frente común, sigamos trabajando por el México de paz y de tranquilidad. Hago votos por que así sea .

Peña Nieto estableció que en materia de seguridad pública cada quien tiene que asumir la responsabilidad que le corresponde; tanto las autoridades estatales como las municipales deben cumplir plenamente su obligación de brindar protección a sus comunidades’’, exigió.

Desde su óptica, para atender la demanda de seguridad es indispensable rediseñar el modelo policial del país, y aprovechó para reiterar su llamado al Poder Legislativo en el sentido de que urge concretar los cambios legales pendientes para avanzar hacia un sistema policial que esté a la altura de los retos actuales.

Añadió: En el México del 2016 no se puede combatir eficazmente a los grupos delictivos con herramientas legales e institucionales que a veces datan de los años 80 o 90. El sistema actual en muchos de sus ámbitos y aspectos resulta francamente obsoleto .

Porque el objetivo prosiguió es tener policías locales sólidas, con criterios homologados para su profesionalización, equipamiento y actuación. Recordó que desde hace dos años envió al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma para actualizar el modelo policial.

La operación del sistema policiaco no debe depender del partido que esté en el gobierno. Debe ser una política de Estado que esté por encima de las personas o de los liderazgos políticos de cada entidad .

Como presidente de México, dijo compartir el posicionamiento de diversas organizaciones de la sociedad civil en el tema.

Si el objetivo último es que las labores de seguridad recaigan en las instituciones policiales, necesitamos legislar para dar un marco de certidumbre a la actuación subsidiaria de las fuerzas armadas en este tipo de actividades y para ello es preciso contar con una ley de seguridad interior que regule la participación de nuestros efectivos militares , completó frente a los gobernadores de todo el país y los secretarios de Gobernación y de Defensa Nacional, Miguel Ángel Osorio Chong y Salvador Cienfuegos, respectivamente, entre otras autoridades y legisladores.