Militantes priístas en el Distrito Federal que se manifestaron frente a la sede nacional de su partido para exigir democracia interna, fueron replegados por la policía luego de que bloquearon los dos carriles del Metrobús en Insurgentes Norte.

Al menos 350 manifestantes se presentaron en al sede nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) casi a las 13:30 horas, para entregar una carta en la que exigen elecciones democráticas para designar candidatos a diputados locales y jefes delegacionales.

Al frente del grupo se encontraban los precandidatos a las delegaciones Magdalena Contreras y Tlalpan, Heriberto Romero y Cuauhtémoc Sánchez, respectivamente, así como aspirantes a candidatos locales de los Distritos V, VI, X, XIV, XIX, XXV, XXVII, XXIX, XXXIV, XXXVIII y XXXIX.

En su escrito, los inconformes se consideran perjudicados por la designación directa de candidatos en esas delegaciones y Distritos, que atribuyen a acuerdos entre Cuauhtémoc Gutiérrez, líder de los trabajadores de limpia, y la candidata priísta a la jefatura de gobierno, Beatriz Paredes.

Los militantes priístas pretendían entregar una carta dirigida al presidente nacional del partido tricolor, Pedro Joaquín Coldwell, pero no fueron recibidos por sus correligionarios.

Mientras esperaban respuesta y se manifestaban, invadieron los dos carriles del Metrobús, por lo que inmediatamente se presentó un grupo de aproximadamente 100 granaderos que los hizo replegarse a la banqueta.

En la trifulca resultaron detenidos Cuauhtémoc Sánchez Osio, aspirante a la candidatura de jefe delegacional en Tlalpan, así como algunos militantes.

Luego de que fueron replegados, el integrante de la comisión de Procesos Internos del PRI capitalino, Gabriel Eduardo Lara Pineda, explicó en entrevista el motivo del conflicto.

Aseguró que su partido lleva 12 años sin dirigencia local, precisamente debido a las componendas entre Beatriz Paredes Rangel y Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, por lo cual exigen participar en procesos democráticos.

El asunto fue turnado a la Comisión de Justicia Partidaria del PRI Nacional y a los tribunales electorales local y federal para encontrar solucionar el conflicto esta misma semana, antes de que venza el plazo para registrar candidatos locales.

Lara Pineda confió en que las autoridades electorales y del Partido Revolucionario Institucional nacional escucharán el reclamo de democracia interna de los precandidatos.

Luego de manifestarse frente a la sede se su partido, los priistas capitalinos se dirigieron a la delegación Cuauhtémoc para exigir la libertad de Sánchez Osio.

MIF