El gobierno federal elaboró por primera vez un anexo transversal de presupuesto para el 2018, con el que pretende que todas las dependencias federales y órganos autónomos tengan recursos, y con ello no tengan pretextos para sumarse al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estimó que para ello se requerirán 10,399 millones de pesos.

Sin embargo, expertos demandaron a esa Secretaría que transparente la metodología con la que elaboró el anexo transversal.

En el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2018 que presentó al Congreso la Secretaría de Hacienda, se incluyó por primera vez el anexo transversal 20 denominado Recursos para la Prevención, Detección y Sanción de Faltas Administrativas y Hechos de Corrupción, así como para la Fiscalización y Control de Recursos Públicos .

En dicho anexo, Hacienda previó un presupuesto de 10,399 millones 194,601 pesos, los cuales destinarían Secretarías de Estado y órganos autónomos como INE, la CNDH y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, entre otros, para el combate a la corrupción en el 2018.

En entrevista, el experto en temas de transparencia y rendición de cuentas de la organización Fundar e integrante del Colectivo Peso, Javier Garduño Arredondo, informó que la Secretaría de Hacienda informó a las organizaciones sociales que incluiría dicho anexo, el cual fue construido explicó mediante una consulta de la SHCP a todas las dependencias federales sobre el monto que necesitan para hacer efectivas sus acciones para la fiscalización y control de los recursos que manejan.

Javier Garduño calificó como un avance la elaboración de dicho anexo, pues dijo que ello obliga a las dependencias federales y autónomas a sumarse al SNA, debido a que contarán con un presupuesto específico para ello.

Hacienda ha hecho un esfuerzo por estimar y preguntar a las dependencias cuánto necesitan para destinar al combate a la corrupción y sus áreas , comentó.

Sin embargo, demandó a la SHCP dar a conocer la metodología con la que elaboró el anexo transversal 20, ya que se desconoce la forma en la que identificó los recursos fiscales y recursos propios con los que contarán las dependencias federales en el 2018.

No tenemos certeza de los montos, porque no sólo considera recursos fiscales, sino propios. Son parte de las dudas con relación a cómo se construyó , refirió.

Javier Garduño afirmó que también es importante que la SHCP elabore y presente un plan de acción para garantizar que todas las dependencias se sumen al SNA, y se determine el liderazgo de alguna dependencia que conduzca los trabajos.

De entrada es un avance. Ahora falta ver cómo va a funcionar, cómo va a operar, cuál es la institución que va a llevar el liderazgo , destacó.

El experto recordó que los 10,399 millones que presupuestó la SHCP para articular el SNA no son adicionales al presupuesto que tendrá cada dependencia en el 2018, sino que son partidas de su presupuesto general. No son ampliaciones , comentó.

Garduño Arredondo planteó que el anexo transversal es un avance para consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción, el cual requerirá unos años para ser funcional.

Es un sistema como institución, que sí necesita cierto nivel de maduración. La gente está ansiosa por que dé resultados, pero lleva tiempo. Ya tienen recursos, y eso es un avance , comentó.

Cabe destacar que en el proyecto de PEF 2018, la Secretaría de Hacienda prevé un presupuesto de 6,401 millones 66,908 pesos para tres instituciones que integran el SNA (su presupuesto total): la Auditoría Superior de la Federación (ASF, con 2,230 millones); el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (con 2,979 millones); y la Secretaría de la Función Pública (SFP, con 1,191 millones de pesos).

Dicho presupuesto general de esas tres instituciones es superior en 343 millones 124,783 pesos, respecto del que ejercen en el 2017.

Otra institución que integra el Sistema Nacional Anticorrupción es la Procuraduría General de la República, cuyo titular actualmente es la cabeza del propio sistema hasta que el Senado de la República nombre al fiscal anticorrupción.

En ese sentido, la PGR estimó un gasto para el 2018 sólo para combate a la corrupción por 509 millones 355,813 pesos, principalmente desde su Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y contra la Administración de Justicia.

Además, en el proyecto de PEF 2018, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público desglosó por primera vez los recursos específicos para los integrantes del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción, en total 3,981 millones 688,049 pesos.

Cabe destacar que debido a que el año pasado aún no estaba integrado el Sistema Nacional Anticorrupción, la Secretaría de Hacienda no destinó recursos específicos para la operación y articulación del SNA, por lo que en el 2017 esto se hace con recursos que les fueron asignados a la SFP, la ASF, la PGR y el Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Desde el año pasado, los diputados federales que integran el Caucus Anticorrupción (Minerva Hernández, Vidal Llerenas y Cecilia Soto), así como integrantes del Colectivo Peso, habían solicitado a la SHCP que elaborara el anexo transversal, a efecto de que la ciudadanía tuviera la certeza de los recursos que emplearían las secretarías de Estado e instituciones para combatir la corrupción y sancionar a los responsables.

Aumentan obligaciones

Jacqueline Peschard, presidenta del Comité de Participación Ciudadana del SNA, precisó en entrevista que a pesar de aún no entablar una plática directa con la Secretaría Ejecutiva sobre el presupuesto del siguiente año para esta instancia, se puede realizar el combate a la corrupción desde una trinchera de austeridad .

La académica recordó que en el Órgano de Gobierno del SNA se aprobaron medidas de austeridad para la Secretaría Ejecutiva que comprende la inhabilitación de gastos adicionales como telefonía celular, choferes o gastos de comida adicionales.

Asimismo, indicó que lo único que se ha contemplado es un aumento para aquellas dependencias que han visto crecer también sus obligaciones.

Es un poco como el INE, tienen más facultades, tienen más tareas, pues tienen que tener más presupuesto y más estructura, pero siempre ceñida (...) no podemos dispararnos, si el año pasado el gasto en combate a la corrupción fue como de 7,000 millones, ahora no debería ser más de eso.

El asunto es desplegar al máximo todas las facultades que se tienen y ya hemos visto que lo que se necesita es ponerlas en operación de manera muy adecuada , dijo Peschard.

Entrevistado por separado, el secretario ejecutivo del SNA, Ricardo Salgado Perrilliat, explicó que hasta ahora se pretende tener las mismas plazas fijas que se autorizaron por el Órgano de Gobierno para la Secretaría Ejecutiva, que son 117.

El secretario técnico expuso que parte del presupuesto, indicado en el capitulo 3,000 de servicios generales de la Secretaría Ejecutiva, y que asciende a 57 millones 925,711 pesos, se destinará a la construcción de la Plataforma Digital Nacional que se realizará en colaboración con Función Pública, y el cual, dijo, es un proyecto de largo plazo.