El líder de la Central Campesina Cardenista (CCC), Max Correa, solicitó al presidente Enrique Peña Nieto que el Pacto por México incluya la regularización y la tenencia de la tierra para ejidatarios y comunidades indígenas, "ante la incertidumbre de que se privatice el ejido".

En entrevista, advirtió que miles de campesinos no han podido regularizar la propiedad de sus tierras, por lo que carecen de acceso a programas de gobierno "y viven con su patrimonio en riesgo", lo cual genera " conflictos ejidales que son fuente de inestabilidad social, lo que repercute en la gobernabilidad".

Por ello, Correa Hernández manifestó su preocupación ante la transformación de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA), pues consideró que su titular, Jorge Carlos Ramírez Marín, "se ha dedicado a dialogar con el sector inmobiliario, en lugar de reunirse con centrales campesinas para analizar los conflictos agrarios".

Ello a pesar de que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que sustituye a la SRA, debe atender la propiedad social de la tierra, con lo que "se incrementan las sospechas sobre la misión que cumplirá" la nueva dependencia, comentó.

El dirigente campesino indicó que " la Sedatu no debe ser una cadena inmobiliaria que facilite la privatización de la propiedad social de la tierra; su tarea no debe ser la venta de territorio para construir centros inmobiliarios, desarrollos industriales, turísticos o para la explotación minera".

En ese sentido, Correa Hernández exigió al gobierno federal que la desaparición de la SRA y la creación de la Sedatu sean cambios "a favor del campo, la tenencia y regularización de la tierra".

Ante "la incertidumbre de que se privatice el ejido con un abierto apoyo de la Sedatu", el dirigente campesino propuso que en el Pacto por México se incluya la regularización y la tenencia de la tierra en términos justos para los ejidatarios y las comunidades indígenas".

mac