El gobierno de Monterrey pidió ayer la declaratoria de zona de desastre en diversos municipios de Nuevo León debido a las afectaciones causadas por las intensas lluvias a causa de Alex, degradado a tormenta tropical.

Durante una reunión de emergencia del Comité de Contingencias Hidrometeorológicas, encabezada por el gobernador Rodrigo Medina, se anunció la aplicación del Plan DN-III en la entidad.

El secretario general de gobierno, Javier Treviño, dijo que solicitará que se declare zona de emergencia en algunos municipios afectados por el huracán; asimismo solicitará que se autoricen recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Remarcó que de acuerdo con el primer balance de los daños generados por el fenómeno meteorológico, en Nuevo León, se han evacuado a cerca de 4, 109 personas en el transcurso del día, y hasta el momento se ha reportado un muerto.

Dijo que la acumulación de las precipitaciones pluviales generadas por los remanentes de Alex, ascienden a 242.16 milímetros, pero en algunos casos, como la estación La Estanzuela fue de 491 milímetros.

A su vez, Medina de la Cruz dijo que, según un reporte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), 61,320 usuarios se vieron afectados en el suministro de energía. Por su parte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que fueron abiertas cuatro compuertas de la presa Rodrigo Gómez La Boca y dijo que se van a abrir cinco compuertas más de la presa Cerro Prieto para desfogar la gran cantidad de líquido. La dependencia enfatizó que ambas presas se encuentran a su máxima capacidad ante las intensas lluvias.

Diversas carreteras que se dirigen a Nuevo León reportan cierres parciales y totales. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en la entidad, informó que las dos vías de comunicación hacia Saltillo, Coahuila (la carretera libre y la autopista de cuota Monterrey y Saltillo), se encuentran cerradas a la circulación.

Con daños Tamaulipas

Cientos de negocios, casas, edificios públicos y privados sufrieron daños por el paso del huracán Alex, que dejó sin energía eléctrica a prácticamente toda la capital de Tamaulipas.

En Ciudad Victoria, se interrumpieron las comunicaciones, lo que ya generó un caos con la comunicación.

El ayuntamiento reportó más de un centenar de árboles y postes caídos, y el caos vial en la ciudad imperó por la ausencia de luz eléctrica.