El 96% de las solicitudes de asilo que recibió México durante el 2014 y 2015 corresponde con ciudadanos que provienen de Honduras y El Salvador, de acuerdo con un reciente informe de la Organización de Estados Americanos.

Presentado en Washington, Estados Unidos, el organismo multilateral recoge en el informe que países de América Latina que registraron mayores aumentos en cuanto al número de solicitudes de asilo fueron: Brasil, Costa Rica, México, Panamá y Argentina.

En el caso de México, a través del documento Flujos de migrantes en situación migratoria irregular provenientes de África, Asia y el Caribe en las Américas , la OEA puntualiza que las solicitudes entre el 2014 y 2015 correspondieron en 53% con hondureños y en 43%, con salvadoreños.

Asimismo, reporta que de enero del 2011 a junio del 2016 en México se registraron 36,806 eventos de migrantes ingresados en las estaciones del Instituto Nacional de Migración, por no acreditar su situación. Los mismos son procedentes de Cuba, Haití, Asia y África.

Los investigadores de la OEA puntualizan que 63% de estos eventos se registró muy recientemente, entre el 2015 y junio del 2016, lo cual dio origen a un importante crecimiento, ocasionado básicamente por la presencia de migrantes cubanos que, en el 2015, representaron 66.6% de la migración irregular.

En el caso de los migrantes asiáticos, su presencia se duplicó en el 2015 respecto al 2014, y, en enero-junio del 2016, ya había superado el total del 2015. Los aumentos fueron significativos para las seis nacionalidades principales de origen: India, Bangladesh, Nepal, China, Pakistán y Sri Lanka.

La OEA explica que los flujos procedentes de África y Asia son propiciados por conflictos políticos, sociales y religiosos así como dificultades económicas.