Ayer, diferentes grupos de personas reanudaron los bloqueos en las carreteras del municipio de Parácuaro, Michoacán, tomado desde el sábado pasado por el grupo de autodefensas.

Por la mañana, un grupo tomó la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán, donde atravesaron dos autobuses de pasajeros, dos tráileres, una camioneta repartidora de pan y un camión Torton, para prohibir así toda circulación.

Los inconformes se manifestaron en contra de la incursión de las autodefensas -las cuales desde el sábado pasado tomaron el municipio- y exigieron que regresen los policías municipales, despojados de sus funciones y su armamento.

De acuerdo con información de las autodefensas, la manifestación fue promovida e impulsada por la presidenta municipal de Parácuaro, Lucila Barajas Vázquez, así como por su homólogo de Múgica, Casimiro Quezada Casillas.

Otra versión es que las personas que participaron en los bloqueos fueron obligadas y amenazadas por el crimen organizado para que bloquearan dicha infraestructura.

Obligó (el crimen organizado) a taxistas a acudir a la marcha. En la radio frecuencia de los taxis se escuchaba: es obligatorio asistir a la marcha, eviten que se les quite el carro o se lo quemen. El bloqueo se hizo notar desde las 11:00 de la mañana y sólo están dejando pasar camionetas del CO (crimen organizado), que van hacia Antúnez y Uspero por más gente obligada (a acudir) , denunciaron en la página Valor por Michoacán, ligada al líder de las autodefensas, José Manuel Mireles.

En esta página, denunciaron además vehículos utilizados para acarrear gente a los bloqueos, mismos que también han servido como transporte para las actividades de los sicarios.

El CO utiliza las mismas camionetas para acarrear a la gente, atravesarlas en los narcobloqueos y para sus actividades ilícitas, una Tacoma blanca y la camioneta doble cabina color naranja. Si no van a narcomanifestarse, los amenazan con quemar su negocio o multarlos con desde 5,000 a 10,000 pesos , afirman en la página.

Mientras que las corridas de autobuses se suspendieron, luego de conocerse las retenciones de los unidades. Los estudiantes no han retornado a las aulas, como en el resto del estado, debido a las condiciones de seguridad que se viven en el municipio. Sin embargo, en la presidencia municipal las actividades se reportan con normalidad.

Los bloqueos se han registrado desde el sábado pasado, cuando el grupo de autodefensa arrebató a la policía municipal el control de la seguridad de Parácuaro. Durante la incursión de los civiles hubo enfrentamientos con presuntos integrantes del crimen organizado y quema de vehículos.

Ese mismo día, uno de los líderes de las autodefensas, José Manuel Mireles sufrió en el municipio de La Huacana, un accidente en la avioneta en la que viajaba.

En esa zona también se reportaron bloqueos, según fuentes castrenses afirmaron que dichas obstrucciones fueron para impedir la pronta atención médica de los lesionados.

Michoacán, un problema: Osorio

En tanto, para el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, es aún una problemática para el gobierno federal y garantizó nuevamente que recobrará la paz en el estado, como lo había prometido con anterioridad.

En su discurso, durante la firma de un convenio para la difusión de la alerta Amber, el titular de la Segob afirmó que la seguridad es el tema principal que le ocupa al gobierno. Hemos logrado que muchas de las regiones que se habían venido hasta hace apenas un año señalando como inseguras, con violencia en las calles, en los bulevares, en los centros comerciales, hoy son distintas totalmente , indicó.

Sin embargo, reconoció que en entidades, como Michoacán, hay dificultades y problemas. Que hoy tenemos preocupaciones como la de Michoacán y que vamos a salir adelante, lo hemos comprometido y, por supuesto, vamos a hacer realidad el devolverle la paz a todos los habitantes de este estado , aseguró.

[email protected]