La Auditoría Superior de la Federación (ASF) recomendó a los diputados establecer tabuladores de percepciones y lineamientos para regular el pago del personal contratado por honorarios asimilables a salarios.

Ello, con el propósito de garantizar que las remuneraciones sean proporcionales a las actividades desarrolladas por dicho personal y las modificaciones salariales se justifiquen de manera plena.

Y es que tras la revisión de la Cuenta Pública 2012, el ente fiscalizador encontró que la Cámara Baja ejerció un presupuesto por 624 millones 693,400 pesos en el concepto 1200 Remuneraciones al personal de carácter transitorio’’, detectándose 401 casos en los que al personal contratado por honorarios se le cubrieron remuneraciones mensuales de entre 50,000 y 166,000 pesos y se identificaron pagos por término de relación laboral de hasta 805,400 pesos.

En 19 casos, las percepciones mensuales se incrementaron en promedio hasta 53,400 pesos (197%) con respecto a la remuneración más baja que se pagó durante el año.

De acuerdo con el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2012, la disparidad en las percepciones se origina por la falta de tabuladores, lo que permite que éstas se fijen en función de los techos presupuestales que son asignados y autorizados para áreas administrativas y grupos parlamentarios en cada ejercicio fiscal.

Al requerirle información sobre las nóminas de pago correspondientes al referido ejercicio fiscal, la Cámara Baja informó a la ASF que de conformidad con la Norma de Presupuesto, Contabilidad y Cuenta Púbica la autorización de los honorarios asignados a prestadores de servicios se fijan con base en los recursos autorizados, sin rebasar el techo presupuestal fijado a la unidad ejecutora del gasto y a los acuerdos de los órganos de gobierno... .

Así como que el importe de los honorarios fijados a los prestadores de servicios, durante su estadía en Comisiones, se establece de conformidad con los techos asignados por el órgano de gobierno para los rangos de secretario técnico, asesor A, asesor B y asistente legislativo.

Hizo saber, además, que la movilidad que presentan los prestadores de servicios por honorarios se realizó en órganos de gobierno y órganos legislativos, por lo que quedó a cargo de la unidad ejecutora del gasto la asignación de los honorarios respectivos en apego a su techo presupuestal.

Con relación a los 19 casos observados por modificación de percepciones, se ofreció el mismo argumento en el sentido de que se fijaron conforme al techo presupuestal autorizado.

rolando.ramos@eleconomista.mx