El próximo ciclo escolar 2010-2011 no estará libre de alimentos chatarra en las escuelas como se dijo en los lineamientos para el expendio y distribución de alimentos y bebidas en los planteles de Educación Básica, presentados por la SEP y la Secretaría de Salud.

La lista de alimentos prohibidos a pesar de que fue emitida, las dependencias no la enviaron a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), según declaró el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, medida que es criticada por expertos en salud.

El pasado 26 de mayo, los secretarios de Salud, José Ángel Córdova, y de Educación, Alonso Lujambio, dieron a conocer la estrategia de combate a la obesidad infantil que contempló evitar, dentro de los planteles, la venta de productos con más de 400 calorías por cada 100 gramos. La SEP emitió un listado no exhaustivo de alimentos y bebidas no permitidos durante la etapa 1 .

También dejaba fuera refrescos y bebidas endulzadas, productos como cacahuates en preparaciones con harina, aceite o sal; frituras, tanto de preparación casera como empaquetada, embutidos, pan de dulce, galletas dulces, cereales listos para consumir, entre otros.

No obstante, el 9 de junio, cuando la propuesta fue entregada en la Cofemer, el listado no llegó, pues según el Secretario de Salud no se quiere satanizar ningún producto hasta que se establezca la densidad energética permitida por porción , dijo este miércoles.

A cambio, dejarán que estos productos se vendan en porciones más pequeñas.

¿Qué pasó entre el 26 de mayo y el 9 de junio para que los secretarios modificaran la postura que hicieron pública? Julieta Ponce, directora de Nutrición del Centro de Orientación Alimentaria, considera: Están más al pendiente de los intereses y ganancias de las industrias que de la salud de los niños .

Respecto de las porciones chiquitas, dice, promueven la obesidad infantil, pues no se modifican los hábitos alimenticios en los menores y el Estado debe procurar la salud de la infancia.

Con estos hechos -dijo- las secretarías confunden a la población respecto de qué alimentos proporcionan un bajo aporte nutricional.

El Secretario de Salud sostuvo que la industria de alimentos requiere tiempo para modificar la densidad energética por porción.

Sin embargo, Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición, explicó que la presencia de estos productos en las escuelas educa a los pequeños a consumir esos alimentos.

Dijo que no se trata de golpear a este sector económico que brinda empleos a los mexicanos, pero deben procurar alternativas para este mercado. Así como no se vende tabaco en las tiendas escolares, no deben venderse alimentos chatarra .

Ante las recientes declaraciones del Secretario de Salud, Julieta Ponce dice que se impusieron los intereses económicos de las empresas. ¿Se trata de procurar los intereses de la industria por sobre la salud de nuestros niños? . A su juicio, eliminar por completo estos artículos no debiera tomar más de un par de semanas, pues se han registrado casos en los que la Junta de Padres de Familia determina su prohibición.

México es el segundo país con mayor número de obesos en el mundo, de acuerdo con la Secretaría de Salud, y el primero con niños que padecen este mal. El costo total de salud de este padecimiento pasó de 35,429 millones de pesos en el 2000 a 67,345 millones de pesos para el 2008.

Acuerdo gobierno y empresas

El gobierno federal acordó con los productores de alimentos y bebidas consumidos en las escuelas, llamados chatarra, que la implementación de los lineamientos y criterios para disminuir los tamaños de porción y los contenidos calóricos serán graduales para que la industria desarrolle y aplique innovaciones tecnológica

El anteproyecto

El anteproyecto Lineamientos generales para el expendio o distribución de alimentos y bebidas en los establecimientos de consumo escolar de los planteles de educación básica fue emitido por la SEP y la Secretaría de Salud para su eventual discusión.

Disminución de grasas y sodio

Los acuerdos con los productores constan en disminuir los tamaños de porción y los contenidos de sodio, grasas saturadas y trans, así como azúcares de los alimentos y aumentar su contenido de cereales.

Paso a paso

La aplicación gradual del proyecto se dará en tres etapas: la primera durante el ciclo escolar 2010-2011; la segunda durante el ciclo escolar 2011-2012, y la tercera y última etapa en el ciclo escolar 2012-2013 y ciclos posteriores.

Dulces y botanas, los preferidos

La Encuesta Nacional de Salud en Escolares (ENSE) 2008 indica que los alimentos y productos con mayor disponibilidad en las primarias son: 81.2% dulces; 78.8% botanas industrializadas, y 77.1% tortas y sándwiches, mientras que en secundaria 87.9% son refrescos.

Aporte calórico

Para definir los alimentos y bebidas saludables se determinó la cantidad de energía y nutrimentos promedio que requieren los escolares de educación básica para satisfacer sus necesidades diarias, lograr una dieta correcta, promover y mantener su salud.

[email protected]