A fin de blindar su proceso de selección interna, el PRI llevó a cabo una insaculación aleatoria para determinar las fórmulas de precandidatos al Senado, que serán revisadas para tener plena certeza de que sus ingresos y erogaciones tienen un origen y destino lícito.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) agregó que tal auditoría permitirá que las fórmulas que aspiran a ocupar un escaño en la Cámara de Senadores cumplan con la documentación y los requisitos que establece el Instituto Federal Electoral (IFE).

Aclaró que la acción se deriva del "Acuerdo por el que se determinan las acciones a implementarse para blindar los procesos electorales federal y locales 2011-2012" contra la delincuencia organizada y los recursos de procedencia ilícita, emitido por el CEN el 18 de enero.

El sorteo se celebró de forma satisfactoria y transparente en las oficinas del Comité Ejecutivo Nacional, y arrojó que las cinco entidades insaculadas, diferentes a las seleccionadas por la autoridad electoral, son Aguascalientes, México, Querétaro, Tamaulipas y Veracruz.

A la fecha se desconocen las dos últimas entidades que pretende auditar la Unidad de Fiscalización del IFE, por lo que una vez que se hagan del conocimiento del partido, en el caso de que éstas coincidan con las entidades de la muestra, serán sustituidas por Sinaloa y Campeche.

El PRI resaltó en un comunicado que con estas acciones se refleja el compromiso que el partido asume, para garantizar que las personas postuladas al cargo de senadores cumplen con las normas establecidas por la autoridad fiscalizadora y con la rendición de cuentas.

MIF