Senadores del PAN presentaron un paquete de iniciativas para agilizar los procedimientos de adopción, pero con candados para frenar ilícitos como la venta de menores de edad o el abuso sexual, además de brindar seguridad jurídica no sólo a las niñas, niños y adolescentes sino a los padres que quieren dar a sus hijos en adopción.

La propuesta signada por panistas como Mariana Gómez del Campo, Maki Ortiz, Héctor Larios y Jorge Luis Lavalle, incluso por el coordinador de la bancada del PRD, Miguel Barbosa, prohíbe a los particulares que hagan tratos para adopciones, que los padres adoptivos se casen con los adoptados y asesorías para que una mujer pueda entregar a su hijo a otra familia o institución como el DIF.

Incluyen un Formato Único de Adopciones con el que se busca mayor transparencia, agilidad, sencillez en los procedimientos, además de crear el Sistema Nacional de Adopciones que deberá velar por el interés superior de las niñas, niños y adolescentes susceptibles de encontrarles una familia, así como homologar los criterios y requisitos de las entidades públicas y privadas que forman parte del proceso a nivel nacional.

Destaca que a los solicitantes que falseen cualquier tipo de información o intencionalmente oculten algún dato que pudiera servir para el dictamen correspondiente por parte del Comité Técnico se le cancelará su solicitud y no se les admitirá una nueva, haciendo del conocimiento del Ministerio Público, para los efectos legales que procedan .

Gómez del Campo explicó que en el 2010 se recibieron 1,989 solicitudes de adopción, de las cuales 840 fueron otorgadas, de ellas 801 fueron peticiones nacionales y 39 internacionales.

Mientras tanto 30,000 niños que viven en albergues, casas hogar u orfanatos, de los cuales poco menos de 12,000 no tienen algún lazo familiar, por lo que son susceptibles de encontrar una familia.

Otra arista importante en el tema de la adopción es la que tiene que ver con la discriminación, toda vez que en 2011 hubo únicamente 54 casos de adopción de niños con algún tipo de discapacidad, de los cuales 28 casos fueron varones y 26 niñas. En ese año las entidades de mayor número de solicitudes presentadas fueron Sinaloa con 280 y el Estado de México con 102 casos , refirió.

tania.rosas@eleconomista.mx

mfh