La Auditoría Superior detectó que en el programa Comedores Comunitarios de Sedesol se sobrepasó en los gastos de operación asignados, además de detectar otras irregularidades como la instalación de comedores en localidades fuera de las Zonas de Atención Prioritarias Rurales y Urbana.

Deficiencias en la operación y comprobación de los gastos de operación del Programa U009 Comedores Comunitarios, toda vez que se autorizaron gastos de operación por 207,941.5 miles de pesos, que representaron 6.6% del presupuesto total asignado, lo cual excedió del 6.0% autorizado en los Lineamientos Específicos del Programa , concluyó en su informe de la Cuenta Pública 2015.

Tras la revisión de los 3,155,740.8 miles de pesos asignados al programa, la Auditoría determinó recuperaciones probables en el orden de los 33,062.0 miles de pesos.

Indicó que en el 100% (202) de los comedores comunitarios que se utilizaron como muestra, no hubo una supervisión eficiente de su operación, lo que generó documentación incompleta en los expedientes sobre la instalación y equipamiento.

Dijo que en 174 casos no se acreditó la recepción de abastecimiento de los insumos y la lista de asistencia de los beneficiarios, mientras que 202 casos no se integró la evidencia de la capacitación para la instalación y funcionamiento de los comedores.

De las visitas domiciliarias efectuadas a 22 comedores, se observó que en 20 casos no se cumplió con el Programa Estratégico Integral de Capacitación, toda vez que en seis de éstos los cilindros de gas se encontraban operando dentro de las instalaciones del comedor , refirió.

La Auditoría Superior de la Federación destacó que no hubo supervisión de que los menús de alimentos cumplieran con las necesidades nutrimentales básicas .

Esto, a pesar de que el Programa busca asegurar alimentación y nutrición, principalmente a los mexicanos en extrema pobreza o carencia alimentaria severa.

En el informe se puntualiza que la Base Registral del programa tuvo información errónea, y se autorizó instalar 204 comedores en lugares que no están en las zonas de prioridad

EL DATO

El Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) registró un aumento entre el IV trimestre del 2015 y el mismo periodo del 2016 en siete de las 32 entidades de la República, lo que significó que más personas en los estados no pudieran cubrir el costo de la canasta alimentaria básica, informó el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Entre las entidades que registraron una mayor baja en el poder adquisitivo laboral y, en consecuencia, un mayor aumento del ITLP, están Baja California Sur, con 8.5%; Tabasco (8.4%); Oaxaca (3.6%); Querétaro (3.3%), y Veracruz (3.2%).

Asimismo, el instituto mencionó que las entidades que destacaron por la disminución del ITLP, de forma anualizada, fueron Sinaloa, con 19.2%; Chihuahua (17.5%); Durango (13.5%); Baja California (12.7%), y Nayarit (12.2%). (Héctor Molina)