El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay persecución política contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, el empresario dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, y la extitular de Sedesol, Rosario Robles. El mandatario dijo que son investigaciones que lleva a cabo el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, con quien dijo no tener comunicación.

En Palacio Nacional, López Obrador afirmó que está cumpliendo su promesa de que no habría persecución contra gobiernos anteriores, sólo que dejó de haber impunidad. Luego de que Lozoya declaró al diario alemán Süddeutsche Zeitung y al suizo Tamedia ser víctima de persecución por el actual gobierno de México, el Presidente dijo que no tiene nada contra el exfuncionario.

“Están en su derecho de expresarse, de manifestarse y que no es conmigo, es con la ley; es más, no es conmigo, es con la ley y con la fiscalía”, destacó.

Cuestionado acerca de que son seis ex funcionarios del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto los que actualmente son sujetos de investigación por parte de la FGR, López Obrador dijo que son indagatorias independientes.

“La Fiscalía tiene toda esta información y yo sólo les recuerdo que desde que tomé posesión de la presidencia dejé en claro que no iba a haber persecución política, que no es mi fuerte la venganza.

“No hay persecución para nadie. Tampoco hay impunidad. Si ustedes recuerdan lo que dije en el discurso de toma de posesión es que era partidario del punto final, pero que eso aplicaba para los que se fueron, no para nosotros. En el caso de nosotros cero corrupción, cero impunidad”, sostuvo.

—¿Rosario Robles también ya dijo que hay una persecución en contra de ella?— se le preguntó.

“En general, no se persigue a nadie. Hay procesos que están en curso, ni modo que los voy a detener, que le voy a hablar a (Alejandro) Gertz: ‘Oye, Alejandro ahí te van a hacer un planteamiento de mi parte’, y mando a una paloma mensajera o un pájaro mensajero a que le lleve una petición. Eso no, se acabó.

“¿Saben cuántas veces he hablado por teléfono con el fiscal? Ni una sola vez. Y ya nosotros no escuchamos llamadas. No miento, todo esto es para los que siguen insistiendo que no hay cambios. Imagínense un Presidente que no habla con el Fiscal.  ¿Cómo era antes? Pues iba el Procurador a ver al Presidente, el Presidente le ordenaba, hay casos en donde se hacían acuerdos políticos y se celebraban acuerdos”, consideró López Obrador.

[email protected]