La Cámara de Diputados pretende modificar la minuta del Senado que reforma la Ley de Seguridad Nacional para, entre otros cambios, establecer con claridad el procedimiento a seguir para declarar la existencia de la afectación a la seguridad interior .

De acuerdo con el último borrador del proyecto de decreto elaborado por el grupo plural de legisladores encargado del tema a partir de la propuesta del PRI, se amplían los pasos de la referida solicitud si ésta es formulada por autoridades locales, eliminando el requisito de que manifiesten estar rebasadas para atender el acontecimiento.

Mientras, los senadores aprobaron que el Secretario Ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional -Secretario de Gobernación- deberá remitir el proyecto de la declaratoria al Presidente de la República para su aprobación y a la Cámara de Senadores o a la Comisión Permanente para revisar su legalidad. Los diputados sugieren que se envíe al Presidente, quien podrá o no aprobarla y a la Comisión Bicameral para que opine sobre la oportunidad de emitirla.

Esto debido a que el Congreso carece de facultades para estimar la legalidad de los actos del Ejecutivo. Se mantienen intocadas, desde luego, las facultades del Congreso de ejercer sus controles de tipo político , precisa el predictamen que deberá ratificarse en comisiones.

Alfonso Navarrete Prida, representante del PRI en las negociaciones de la reforma, explicó que prevalecerá el fuero civil tal y como fue acordado previamente por el Senado y calificó de falso decir que pudiera darse el fuero militar.

Cuando en las tareas de atención a una afectación de seguridad interior, los miembros de la Fuerza Armada permanente cometan alguna conducta que pudiera ser constitutiva de un delito que afecte a civiles, serán perseguidos y sancionados por los tribunales competentes con estricta observancia a los principios de objetividad, independencia e imparcialidad y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 13 y 133 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos , precisa la enmienda al artículo 77 de la referida ley.

Los diputados ampliaron la definición de seguridad nacional y cambiaron los términos riesgos y amenazas , que incluyeron los senadores, por el de obstáculos que, establecen, son los actos o hechos tendentes a afectar total o parcialmente la seguridad nacional .

Introdujeron también, entre la calificación de obstáculos, la contingencia referente a los fenómenos naturales o fuentes antropogénicas , y el desafío , que es todo lo que puede afectar parcial o totalmente la integridad o estabilidad del Estado mexicano .

REFORMA, ¡YA!: PAN

La Junta de Coordinación Política (JCP) de la Cámara de Diputados definirá hoy si da tiempo de modificar la minuta de reformas a la Ley de Seguridad Nacional antes del próximo sábado o se acuerda un periodo extraordinario de sesiones, que se realizaría la última semana de mayo para su aprobación.

Josefina Vázquez Mota, coordinador de la bancada del PAN y presidenta de la JCP, opinó que la enmienda, para dar certeza jurídica a la actuación de las Fuerzas Armadas, salvaguardando los derechos humanos de la ciudadanía, tiene que aprobarse durante el actual periodo ordinario de sesiones, que termina pasado mañana.

Y por lo que respecta a la intención de disminuir de cinco a dos el número de comisiones ordinarias de trabajo para dictaminar la enmienda con mayor celeridad, propósito al que se opone el PRD y PT, Vázquez Mota aseveró que no sería la primera vez que un acuerdo parlamentario supla la ley.

El petista Jaime Cárdenas advirtió que, con base en el artículo 285, fracción cuarta del nuevo Reglamento Interno de la Cámara Baja, los acuerdos parlamentarios no proceden y de ahí que la minuta tiene forzosamente que dictaminarse por cinco comisiones: Gobernación, Defensa Nacional, Derechos Humanos, Justicia y Seguridad Pública.

[email protected]