El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, admitió que no es fácil gobernar cuando se es un político independiente, al enfrentar los abucheos del público asistente al acto del presidente Andrés Manuel López Obrador en la Macroplaza de Monterrey.

“Sé que muchos de ustedes están aquí para recibir al presidente y yo estoy aquí frente a ustedes también para recibirlo; es mi compromiso estar aquí para recibir al presidente de este país”, expresó al inicio de su discurso, en medio de gritos de “fuera, fuera” y silbidos.

“Debo decirlo aquí. Me atreví a competir en las elecciones y reconozco el triunfo del presidente. Él fue capaz de convencer a la mayoría de los mexicanos y es de hombres norteños reconocer”, agregó.

Por su parte, el presidente López Obrador, afirmó que apoyará el gobierno del Bronco para avanzar en obras de infraestructura como el Metro de Monterrey.