La carrera magisterial, incluso con el nuevo formato anunciado por el gobierno federal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), no funcionará bien si no hay un marco compartido de evaluación a maestros y si no se termina con el ciclo de discrecionalidad en los padrones de los docentes, comentó David Calderón.

El Director General de la asociación Mexicanos Primero criticó que no se cuente con lineamientos exactos sobre cómo se calificará el avance educativo de los estudiantes.

Y es que la reforma a los lineamientos del Programa Nacional de Carrera Magisterial, anunciada el miércoles, detalla que 50% del puntaje para otorgar estímulos económicos a un profesor será a raíz del aprovechamiento escolar del alumno.

Entrevistado por El Economista, David Calderón aseveró que el nuevo proceso para otorgar los estímulos fue una buena medida tomada por el gobierno federal y el SNTE, pero el Diablo está en los detalles .

La reforma, dijo, no detalla cómo se evaluará el aprovechamiento escolar de los alumnos, aunque se podría suponer que será a través de la prueba ENLACE, la cual no se aplica en todos los niveles escolares ni está diseñada para todas las asignaturas, esquema que deja fuera a varios docentes.

Explicó que otro obstáculo es en torno de la inexistencia de un padrón confiable de maestros. Propuso que los lineamientos para evaluar a los maestros y entregarles estímulos sean publicados en el Diario Oficial de la Federación, de lo contrario las bases no contarían con fuerza jurídica .

[email protected]