La Secretaría de Gobernación presentó a la Cámara de Diputados un informe sobre sus acciones de combate a los delitos de alto impacto en el 2016.

La dependencia expuso que tan sólo el año pasado fueron neutralizados ocho de los 122 objetivos relevantes, que desde el inicio de la administración fueron identificados como piezas clave de las estructuras de las organizaciones delictivas. Precisó que, en total, desde el 2012, ya son 105 objetivos del crimen que han sido detenidos o abatidos.

Explicó que la tasa de delitos del fuero común por cada 100,000 habitantes fue de 1,312 actos, la segunda más baja en 20 años .

La Segob argumentó que, en comparación con el 2015, el número de secuestros disminuyó 20.5%; las extorsiones, 28.1%; el total de robos, 19.4%; el robo de vehículo, 22.6%; el robo a casa habitación, 28.4%, y el robo a transeúnte, 39.7 por ciento.

Mencionó que los elementos de la Policía Federal participaron en operativos coordinados en Michoacán, Estado de México, Tamaulipas, Guerrero, Jalisco y Coahuila.

Derivado de éstos se logró la detención de 81,449 personas vinculadas con delitos tanto del fuero común como del orden federal; se logró la recuperación de 6,151 vehículos con reporte de robo, y se aseguraron 7,289 automotores vinculados con algún tipo de ilícito así como 1,145 armas .

Se logró también la desarticulación de 15 células delictivas, el aseguramiento de 1,625.4 kilogramos de mariguana, 895.5 kilogramos de cocaína, 0.97 kilogramos de metanfetamina y 1.65 litros de cocaína líquida.

El informe presentado por la Secretaría de Gobernación responde a que el pleno de la Cámara de Diputados aprobó un punto de acuerdo el 14 de abril para exhortar a la dependencia a hacer públicos los resultados de los programas encargados de prevenir y erradicar los delitos de alto impacto y fortalecer las estrategias contra éstos.

jmonroy@eleconomista.com.mx