De las dos secciones sindicales con mayor fuerza para el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos de la República Mexicana (SNTMMRM), a Napoleón Gómez Urrutia sólo le queda una: la 271 de Lázaro Cárdenas.

El desalojo de la Sección 65 de Cananea, Sonora, significará terminar con el brazo ejecutor de Gómez Urrutia por mantener el control no sólo del sindicato sino de la lucha por lograr su reconocimiento como líder y eliminar las acusaciones en su contra por presuntos actos de corrupción.

La fuerza que tenía el sindicato hasta hace tres años se ha debilitado, tan sólo con la cancelación de este Contrato Colectivo de Trabajo, se pierde la afiliación de 1,200 trabajadores, afirma Carlos Pavón Campos, dirigente del Frente de Renovación Nacional del Sindicato Minero.

A ello debe sumarse la Sección 7 de Grupo México, que aglutina a 8,000 mineros; la Sección 10 de Altos Hornos de México, que afilia a 12,000 trabajadores; y la Sección 147 de Fresnillo en donde hay 8,000 trabajadores, quienes han abandonado las filas del SNTMMRM, con lo que su cartera de 34,000 trabajadores ha disminuido.

La única sección sindical en donde mantiene el control Gómez Urrutia es la 271 de Lázaro Cárdenas; sin embargo, tras la venta de Sicartsa de Grupo Villacero a ArcelorMittal, el sindicato tomó como acuerdo no realizar paros ni huelgas, eso tiene atado a Napoleón y no podrá tomar acciones inmediatas , afirmó Pavón Campos.

Protección internacional

Además del apoyo que han externado al SNTMMRM organizaciones nacionales como los telefonistas o los universitarios, a nivel internacional el gremio cuenta con el apoyo de los Steelworkers, en donde incluso Gómez Urrutia tiene un cargo, o la Federación Internacional de Trabajadores de la Industria Metalúrgica (FITIM).

La presencia de los sindicatos internacionales no significa mucho, porque ahora lo que pretendemos los trabajadores es resolver el problema de fondo, no es Cananea ni Pasta de Conchos, para nosotros es terminar con un líder que no representa a los trabajadores y sólo ve por su beneficio personal , dijo Carlos Pavón.

Asimismo, comentó que el movimiento de Napo es apoyado por algunas empresas, como es el caso de Gold Corp, empresa canadiense productora líder de oro en el mundo con oficinas centrales en Vancouver, Canadá.

Además de ArcerlorMittal, con quien los sindicalizados admitieron la conformación de una sola unidad productiva.

[email protected]